Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Quellón: cámara hiperbárica lleva seis años guardada y sin uso

    En un container del hospital se mantiene esta máquina que fue demandada por la movilización social del 2013.

    Guardada en un container del Hospital de Quellón y sin uso permanece la cámara hiperbárica que este recinto asistencial mantiene desde junio del 2013, cuando el aquel entonces ministro de Salud, Jaime Mañalich destinó la máquina, como respuesta a uno de los puntos del petitorio que la comunidad demandaba en el marco de la gran movilización social de mayo de ese año, que exigía la creación de un hospital de mayor resolutividad, tras el fallecimiento de las jóvenes madres Verónica Cosme y Carola Concha.

    El equipamiento médico que costó 104 millones de pesos y cuyo fin era atender a los buzos que sufren el 'mal de presión' o síndrome de descompresión inadecuada no entró en funcionamiento, entre otros motivos porque no cuenta con la certificación de fábrica, pese a que incluso se capacitó a personal del hospital para su operación y se construyó una bodega en el hospital para el acopio de gases que se utilizarían en la cámara.

    "El año pasado hubo una resolución de parte de la exdirectora (del Servicio de Salud Chiloé), señora Marcela Cárcamo, señalando que esta cámara no cuenta con la certificación para su funcionamiento que se entrega desde fábrica y resolvió mejor no hacerla funcionar, por un tema de seguridad hacia los usuarios y eso se comunicó a la mesa social y se comprometió a que estuviera dentro del proyecto de normalización del Hospital de Quellón", explicó Carlos Zapata, director (s) del S.S. Chiloé.

    Sobre esta misma línea, subrayó que el recinto asistencial que hoy se construye en la ciudad puerto -adjudicado por $42.535.296.286 al consorcio de la firma chilena Besalco y la española Dragados- sí contará con una cámara hiperbárica. "En el proyecto de normalización del Hospital de Ancud y Quellón vienen dos cámaras hiperbáricas nuevas que cumplen todas las condiciones y normativas que se establecen y las que se establecieron el año 2015, tanto los dos recintos de Quellón y Ancud van a tener las mismas cámaras hiperbáricas y van a tener las mismas condiciones físicas para su funcionamiento", precisó el personero.

    Respecto a cómo se ha resuelto la atención de pacientes con 'mal de presión' en el sur de la Isla, Zapata consignó que existen protocolos de derivación al Hospital de Ancud.

    Sobre por qué se decidió no invertir en el funcionamiento de la actual cámara hiperbárica, Zapata explicó que "la normativa del 2015 (dos años después de su arribo) indica que debe estar dentro de un recinto como un servicio clínico, debe tener área limpias, baños, salas de espera, vestidores para los profesionales, un administrativo, entre otros; entonces el Hospital de Quellón optó en no hacer la inversión de un servicio clínico considerando que en un año y medio más deberíamos estar en un recinto nuevo".

    La médica Vania Hernández, directora (s) del Hospital de Quellón, indicó que desde el 2013 se hizo la formación continua de distintos equipos compuestos por médicos, enfermeras y técnicos para el manejo inicial de los pacientes que llegaran con patologías del buceo.

    "Se hizo un manual de manejo para el rescate, manejo hospitalario y derivación de los pacientes, luego el 2014 se hizo una versión de protocolo donde se establecen los responsables, tiempos de respuesta y los flujos, para que el médico que lo recibe en urgencia tenga la visión inmediata de los exámenes que se deben hacer", acotó la facultativa, añadiendo que todos los médicos nuevos que ingresan a trabajar al nosocomio son formados en el protocolo.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soychiloe.cl