Regresar a soychile
  • Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

A un año de extravío de viajero, acusan nulos avances en el caso

Rodrigo Ramos (37) se perdió en Castro el 4 de octubre del 2020 y su familia reconoce que no existen datos nuevos en la indagatoria. Piden pericias específicas y fiscal asegura que las diligencias están vigentes, sin descartar ninguna hipótesis.

Hasta con mayor incertidumbre que el primer día, los familiares de Rodrigo Ramos Cordero (37) recuerdan esta jornada un año de su misteriosa desaparición en Castro. Aunque las pesquisas continúan por parte de la Policía de Investigaciones, los resultados que acerquen su paradero son nulos.
En  el sector de la costanera comiendo ceviche, como también en las inmediaciones del mirador del pasaje Luis Espinoza, fueron los últimos puntos en que se observó a este mochilero, quien ingresó a la Isla desde
Coyhaique (Región de Aysén). Tras permanecer en Quellón se trasladó hasta la capital chilota donde se le perdió el rastro. Apenas un par de días que forjaron este enigma.
La primera denuncia por presunta desgracia fue interpuesta el  7 de octubre del 2020 en Carabineros de San Fernando (Región de O'Higgins) por su madre, Rosa Cordero, quien vive en Placilla, distante a 16 kilómetros de esa unidad policial. Luego, José Luis Ramos, hermano del joven, se trasladó a la provincia y sumó otra notificación (el 22 de ese mes) en la Brigada de Investigación Crimina l (Bicrim) castreña, que lleva las pesquisas.
Tal como esas primeras jornadas, en una verdadera agonía se ha transformado la falta de información sobre el caso. Así lo relata la madre del viajero, enfatizando que "sentimos una impotencia tremenda, porque no se avanza en nada. Nos dicen que los detectives hacen algunas búsquedas y que están trabajando, pero no hay respuestas. Seguimos como el primer día".

Más noticias

Más en soychiloe.cl