Regresar a soychile
  • Autos - concepcion
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Superintendencia de Medio Ambiente inició plan piloto en Concepción para medir ruidos

    Profesionales de la SMA instalaron en el hogar de un denunciante de ruidos molestos por la construcción de un edificio, un sensor de monitoreo, que es capaz de captar y medir el nivel de presión sonora.

    Concepción fue elegida por la Superintendencia de Medio Ambiente para iniciar un plan piloto de fiscalización para medir ruidos molestos, a través de un sensor de monitoreo que permite captar y medir el nivel de presión sonora, generado por una o múltiples fuentes emisoras de ruido durante 24 horas. A su vez, transmite los datos registrados hacia una nube virtual, permitiendo al organismo monitorear el comportamiento de Unidades Fiscalizables denuncias.

    Según explicó la SMA, esta es una tecnología experimental, que ayuda como una medición referencial sobre lo que ocurre en las cercanías de una fuente emisora. De esta manera, le permite planificar las fiscalizaciones a las horas que representan la condición de mayor exposición al ruido por parte de los afectados, aplicándose en dicha instancia la metodología oficial del D.S. 38 de 2011 del MMA, correspondiente a la Norma de Emisión de Ruidos.

    Emelina Zamorano, jefa de Oficina de la Región del Biobío señaló que esta tecnología permitirá mantener un monitoreo continuo de las condiciones de ruido que se pueden generar, por ejemplo, en una faena de construcción que afecte a comunidades aledañas, una de las denuncias más frecuentes en la ciudad de Concepción, junto al funcionamiento nocturno de pubs y discoteques. En lo que va del año, dicha repartición ha recibido 88 denuncias, de las cuales 57 (65%) se refieren a molestias de vecinos respecto de ruidos molestos.

    “Los ruidos son un contaminante invisible, pero que provoca gran alteración en la calidad de vida de quienes se ven expuestos a él durante el día, y muy especialmente en la noche. Con la ayuda de los sensores podemos planificar mejor las inspecciones, ya que la norma de ruido nos obliga a realizar mediciones dentro y fuera de los hogares afectados, por lo que tenemos que ponernos de acuerdo telefónicamente antes con los vecinos, y con un monitoreo de un par de días por 24 horas, podemos tener una sintonía fina respecto de las horas con más ruido para ir a medir, y así los vecinos también se planifican para recibir al fiscalizador”, señaló Zamorano.

    Por el momento, si bien este proyecto piloto comenzó con la instalación de un sensor, se está trabajando para que en las próximas semanas se instalen otros dispositivos de similares características para el monitoreo de otros tipos de contaminantes.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soyconcepcion.cl