Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Los hitos que marcaron las primeras semanas del “estallido social” en el Gran Concepción

Miguel Contreras Santos

Marchas masivas, enfrentamientos con carabineros, denuncias de apremios ilegítimos e incendios en edificios emblemáticos fueron parte de los acontecimientos que se registraron en la zona.

Eran cerca de las 13:00 del sábado 19 de octubre de 2019 cuando un grupo de penquistas se reunió en forma espontánea en el centro de Concepción para marchar y sumarse las manifestaciones iniciadas el día anterior en Santiago.

La marcha convocó a un centenar de personas, que recorrieron Avenida O´Higgins en dirección al Gobierno Regional del Biobío. Fue ahí donde se registraron los primeros incidentes con Carabineros, quienes intentaron disolver la primera de muchas manifestaciones registradas en la Región, en el contexto del denominado “estallido social”.

Con el pasar de las horas de aquel sábado 19, un grupo se trasladó nuevamente a Avenida O´Higgins, en las cercanías de la Octava Zona de Carabineros, donde comenzaron los enfrentamientos más duros, que se prolongaron durante toda la tarde/noche e incluso se extendieron a otros sectores de la provincia.

Las protestas fueron acompañadas por saqueos a algunos locales comerciales y la destrucción de algunos edificios de la zona como la sucursal del Compín en Avenida Los Carrera, o el apedreo al cuartel de la PDI de Concepción y la destrucción de una sala de ventas del Proyecto Ciudad del Parque.

Lee también: Destruyeron e incendiaron sala de ventas de proyecto Ciudad del Parque de Concepción

Lee también: [VIDEO] Incendio afectó a oficina del Compin en medio de los disturbios en Concepción

El contexto social de aquellas horas llevó al Gobierno a decretar Estado de Excepción Constitucional en la zona, que incluía toque de queda entre las 02:00 y las 07:00 de la mañana.

Lee también: Destruyeron e incendiaron sala de ventas de proyecto Ciudad del Parque de Concepción

“El llamado es que la gente se vaya a sus casas y que llamen a sus hijos o a la gente que se está manifestando a que vuelvan a sus casas, para que no tengamos que tomar una medida especial con la gente que se mantiene en la calle y no tome cumplimiento del toque de queda", decía en ese entonces el contraalmirante Carlos Huber, quien fue designado como jefe de Defensa en el Biobío.

El primer balance del Estado de Excepción en la zona detallaba 65 detenidos y saqueos en ocho locales de la zona.

Al respecto, el intendente del Biobío, Sergio Giacaman, recordó que “cuando nosotros conocimos lo que estaba ocurriendo en Santiago, dispusimos una reunión de seguridad en la mañana de ese sábado 19 de octubre, para prevenir eventuales situaciones que pudiesen ocurrir en la región. Por supuesto que lo viví con preocupación, con tristeza, ver el nivel de violencia al que se había llegado es algo que no me gusta ver en Chile. Fue muy doloroso ver el nivel de destrucción que se generó”.

Además, aseguró que “yo sólo dos días después de iniciado el estallido en la región, tomé la decisión de no postularme a gobernador regional y lo decidí en virtud de lo que me mueve, que es un compromiso con la región, en virtud de mi vocación social. Indudablemente me afectó, me dio tristeza ver el nivel de daño, me interpeló muchas situaciones que se plantearon y que se han estado tratando en la agenda legislativa planteada por el gobierno”.

Terminado el fin de semana, las manifestaciones no cesaron. Más de 35 mil personas llegaron el lunes 21 de octubre al centro de Concepción para sumarse a las demandas nacionales. Trabajadores portuarios destacaban en aquella jornada, inundando el centro con sus uniformes de trabajo.

Durante ese día también se registró la muerte de un joven tras ser atropellado por un camión militar en Talcahuano. Coincidentemente, esta semana se realizó la reconstitución de escena de estos hechos, que tienen a un infante de marina como imputado.

Lee también: Un hombre murió luego de ser atropellado por un vehículo de la Infantería de Marina en Talcahuano

El martes 22 fue el turno de la música electrónica. Miles de personas nuevamente se congregaron en la Plaza Independencia acompañados de un grupo de Dj´s. Pese a la presencia del carro lanza agua de Carabineros, los manifestantes aprovecharon la instancia y dieron vida al “Huanacopalooza”.

Lee también: Miles de personas se manifestaron al ritmo de la música electrónica en el centro de Concepción

La semana continuó con una de las marchas más masivas del último tiempo. Cerca de 100 mil personas coparon el centro de la ciudad durante toda la tarde del miércoles 23. Paralelamente, la Fiscalía del Biobío confirmaba la investigación de cuatro apremios ilegítimos contra agentes del Estado en el Gran Concepción. Uno de ellos relacionado al atropello por parte de un camión militar en Talcahuano y otro registrado en Avenida Paicaví, donde un funcionario militar fue captado disparando a un civil.

Lee también: Investigan cuatro casos de apremios ilegítimos por parte de agentes del Estado en el Gran Concepción

Aquella jornada también estuvo marcada por el incendio en el edificio de Caja Los Andes, uno de los epicentros de las protestas en Concepción.

El jueves 24 fue el turno de las barras. Hinchas de Deportes Concepción y Fernández Vial se congregaron con algunas horas de diferencia en el centro de la ciudad. Con banderas, bombos y cánticos recorrieron las principales calles y avenidas penquistas.

Lee también: Hinchadas de Deportes Concepción y Fernández Vial se sumaron a jornada de manifestaciones

Los días transcurrieron entre marchas, desórdenes y concentraciones. Motoqueros, rugbistas, barristas, trabajadores, familias completas, ciudadanos comunes y corrientes llegaban día a día al centro de la ciudad. En aquel entonces, la mayoría de los locatarios del centro optaban por cerrar tempranamente sus negocios e incluso reforzarlos con estructuras de lata y acero. Paralelamente, los usuarios del transporte público se las rebuscaban para tomar la “micro” y poder llegar a casa.

Lee también: Comerciantes del centro de Concepción “blindan” sus locales por seguridad

Avanzadas las semanas, ya en noviembre, hubo dos hechos que marcaron el devenir del centro de Concepción: el incendio en el edificio de la Gobernación y el derribo del busto de Pedro de Valdivia en plena Plaza Independencia.

El primero de ellos se registró el 12 de aquel mes. Las llamas afectaron gran parte del recinto e incluso dañaron a la Galería Alessandri, ubicada a un costado.

Lee también: [VIDEO] Saqueo y posterior incendio afectó al edificio de la Gobernación de Concepción: hay un detenido

Robert Contreras, quien en ese entonces era gobernador de Concepción, relató que “es un hecho que repudiamos absolutamente en su momento y lo seguimos repudiando. No solamente afectó a lo que es el patrimonio emblemático de un edificio, que es piedra y cemento, ya que también ahí se atendía a una gran cantidad de personas en la provincia y está a disposición de todos los usuarios. Personalmente me vi muy afectado, por lo mismo quisimos retomar a la brevedad la atención al público, luego de cuatro días volvimos a atender con todos los problemas que pudieron existir para seguir entregando una atención integral”.

“Es una situación que espero no se vuelva a repetir, son situaciones que obviamente afectan no sólo la calidad de vida de las personas que están involucradas en la atención de público y a los usuarios, sino que también afectan a la ciudad y a una región. Esperemos que la democracia sea respetada y cuidada por todos y que estos hechos no vuelvan a ocurrir (...) Recordar que no solamente se afectó al edificio, sino que también a la galería Alessandri donde hay comerciantes, personas de esfuerzo”, complementó.

El otro hecho se produjo el jueves 14. Miles de personas llegaron al centro de Concepción para conmemorar la muerte de Camilo Catrillanca. En medio de la jornada, un grupo lanzó cuerdas a la cabeza del busto de Pedro de Valdivia y jalaron hasta derribarlo.

Lee también: [VIDEO] Manifestantes derribaron la estatua de Pedro de Valdivia en Concepción

Esta conducta no fue propia de Concepción, repitiéndose en diversos lugares del país, incluso con otros personajes históricos.

Respecto al monumento, el historiador de Concepción, Armando Cartes, contó que “corresponde a una copia de la estatua del mismo fundador de la ciudad que se instaló en Santiago y que encargó Vicuña Mackenna a un escultor italiano, y que estuvo ahí durante mucho tiempo y luego se trasladó al cerro Santa Lucía”.

“Luego, los antepasados de la Universidad del Biobío hicieron una copia como homenaje a la colectividad española de la ciudad, porque Pedro de Valdivia más allá de cualquier debate es el fundador de la ciudad de Concepción. Se instaló en la Plaza España en 1950 y en algún momento, cerca de los años 70 fue traslada a la Plaza de Armas de Concepción, donde estuvo hasta que fue derribada”, añadió.

En cuanto al hecho en sí, Cartes comentó que “a mí, como historiador y persona preocupada del patrimonio me parece mal. Pienso que cada generación tiene que vivir su vida y hacer su historia. Se puede condenar el pasado, pero no construir sobre las cenizas (...) Puede ser reprochable la conducta de los conquistadores, pero también el personaje vino acá, encontró una muerte cruel, fundó la ciudad e hizo una serie de otras contribuciones que merecen por lo menos una conversación, no sólo un derribo”.

“Son personajes de la historia que pueden ser juzgados, como ocurrió con Napoleón o Julio César y no creo que este sea el camino. Hoy ya nadie hace estatuas de bronce, pero no necesariamente por eso tenemos que renegar del pasado como si estuviéramos refundado siempre el país, una ciudad de 500 años tiene que tener vestigios de épocas anteriores”, agregó.

Además, comentó que “yo entiendo el sentimiento de quienes la derriban, pero ellos también deben tener sensibilidad de quienes pueden valorar otras cosas. Yo no tengo interés de defender a Valdivia, yo mismo hice el folleto cuando instalamos la estatua de Lautaro, me pareció muy bien que la instaláramos, pero como Chile es un país mestizo, creo que son esos monumentos los que deben reflejar esa realidad dual”.

Al llegar el verano las manifestaciones no cesaron. Si bien se registró una baja en el número de participantes, diariamente el centro era escenario de actividades y marchas.

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, la ciudad fue nuevamente epicentro de una multitudinaria manifestación que avizoraba el regreso de este tipo de marchas. Pero la pandemia del Covid-19 frenó esta proyección y poco a poco fueron disminuyendo las convocatorias, que marcaron el diario vivir de los últimos dos meses de 2019 en la región y el país.

Lee también: [VIDEO] Más de 100 mil mujeres participaron de la marcha por la huelga feminista en Concepción

Tendencia en Facebook

Más noticias

Más en soyconcepcion.cl