Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

Conozca las cinco recomendaciones antes de viajar en un bus Coronel-Lota

El contenido se ha viralizado los últimos días, en el que detalla todo lo que hay que tener en cuenta para utilizar el sistema de transportes.

En redes sociales se ha vuelto popular un afiche que resume todo lo que una persona debe saber antes de tomar un bus a Coronel y Lota. Creado por el estudiante lotino Andrés Rivas, éste publicó en su blog “La Ciudad De Los Mineros” las consideraciones que caracterizan al transporte público local, que, pese al correr de los años, han logrado mantenerse.

Entre toqueteos e incómodas posturas cuando el vehículo esté repleto de pasajeros se vive el día a día según el blog, en el que también afirma que con el tiempo se aprende a querer al servicio, con sus defectos y virtudes.

A continuación presentamos las recomendaciones:

Siempre le dirán que hay asientos cuando en realidad no queda ninguno:

El estudiante explica que los auxiliares aseguran a los que pretenden subir que hay asientos vacíos, pero al momento de subir la realidad es otra y todos se encuentran ocupados. Es ahí cuando el pasajero interpela al ayudante y éste pregunta si un algún estudiante a bordo sede el puesto para la señora o caballero.

Intentará mil veces abrir alguna de las ventanas del bus, pero no podrá.

Más claro imposible. Una vez que inicia el viaje, el calor aumente y los olores se hacen presentes, el pasajero tratará de abrir la ventana pero no podrá desplazarla, pese al esfuerzo de la persona.

Conocerá un sin número de artistas:

Entre payasos, cantautores, vendedores y limosneros se podrán encontrar en cada recorrido, asegura el autor. De los más variados artículos y a un precio bajo, pero de dudosa calidad. También shows musicales y de comedia a cambio de una colaboración voluntaria.

El chofer estará una eternidad detenido en algún paradero esperando a pasajeros que nunca llegan:

Pueden ser cortos minutos, pero cuando el pasajero está atrasado la situación cambia. Según Rivas, los minutos se hacen “eternos” y el calor se vuelve agobiante, al punto que el resto de los pasajeros comienza a silbar y pisotear el bus para que la máquina arranque.

Siempre pondrán la música que más odias:

Por último, el texto cuenta que dentro del bus siempre sonará el tema que menos te gusta y que nunca tendrías en tu reproductor, y que al terminar, quedará sonando en la cabeza del pasajero aún después de haber bajado de la máquina.

Más noticias

Más en soycoronel.cl