Regresar a soychile
  • Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Día de las regiones
Abrir en nueva ventana

[VIDEO] Tribunal condenó a pareja por estafas reiteradas a vecinos de los comités de vivienda en Alto Hospicio

Yubisay Mosqueda

La Fiscalía está solicitando una pena de 15 años de presidio para cada uno.

El Tribunal Oral de Iquique condenó ayer viernes a los acusados Neysmy Toledo y a su cónyuge Gilberto Arredondo, como autores del delito reiterado de estafas en contra de numerosas víctimas, vecinos de los comités de viviendas en Alto Hospicio.

La Fiscalía de Tarapacá está solicitando una pena de 15 años de presidio para cada uno, pero será el próximo 13 de mayo cuando el tribunal realice la respectiva lectura de sentencia.

La Fiscalía informó que N.G.C., secretaria de Toledo y también imputada por el caso fue absuelta de los hechos.

El juicio oral en contra de los acusados se inició el pasado 1° de abril, en modalidad semipresencial, los acusados enfrentaban cargos por estafas reiteradas ocurridas entre los años 2014 y 2016, periodo en que habrían engañado a numerosas personas de la comuna ofreciéndoles viviendas y terrenos a cambio de dinero.

La fiscal a cargo del caso, Virginia Aravena, había informado que “en este juicio probarían que los acusados engañaron a numerosas personas de escasos recursos de la comuna de Alto Hospicio, a quienes hicieron creer que eran dueños de terrenos o que estaban a cargo de la construcción y que a través de ellos podrían conseguir una vivienda, cobrándoles dinero con el único fin de usarlo para los fines personales de los acusados”.

La acusación de la Fiscalía son por cuatro hechos. Dos tienen relación con comités de vivienda: “Alto Miramar” y “Un Hogar Digno”; el tercero con la Agrupación de Pequeños y Medianos Empresarios “Lo Alto Hospicio”, y un cuarto con la estafa realizada a una familia de comerciantes.

De acuerdo a la Fiscalía, en todos estos casos, los acusados realizaron una serie de acciones para hacer creer a las víctimas que eran dueños de terrenos en El Boro y en Santa Rosa donde construirían viviendas, y que las personas debían entregarles dinero para obtener una casa, ya sea cancelando cuotas de inscripción, por estacionamientos y urbanización, entre otros cobros.

Más noticias

Más en soyiquique.cl