Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    El encanto y elaboración del tradicional chumbeque iquiqueño

    Manuel García V.

    Perfectos para el desayuno, a la hora del té o para degustar en cualquier hora del día son los tradicionales chumbeques de Iquique. A continuación le mostramos cómo se prepara una de las mayores delicias del norte de Chile.

    Seguramente en algún momento habrá oído hablar de un particular dulce que se vende en Iquique, el tradicional chumbeque, ese que con su sabor especial ha sabido conquistar el paladar de cientos de iquiqueños como también turistas en la región, que llegan con el encargo de llevarse el dulce al sur.

    Lo cierto es que su elaboración requiere de un minucioso trabajo, y que en Soyiquique.cl quisimos conocer en este “18” directamente desde los hornos de la fábrica “M. Koo”.

    Pero, ¿cómo es que nace la idea de elaborar este bizcocho que se ha transformado en todo un icono para Iquique?

    El origen del chumbeque se remonta a finales de la década del 20, cuando el cantonés Kaupolín Koo Kau llegó hasta Iquique para desempeñarse como doctor en las oficinas salitreras ubicadas al interior de la ciudad.

    Luego del cierre de éstas debido a la decadencia del mineral, Koo decidió emigrar hasta Pozo Almonte, donde conoció a quien sería su esposa, Petronila Bustillo, una pastelera que se dedicaba a la elaboración de los tradicionales alfajores de Pica.

    Ambos habrían sido los creadores del tradicional dulce iquiqueño, luego de que Koo introdujera una receta cantonesa basada en una masa elaborada por un amigo chino, quien al mezclarla con los ingredientes de Bustillo dio origen al tradicional chumbeque.

    Según reveló Arturo Mejía Koo, nieto de Kaupolín Koo Kau, se trata de una masa tibia hecha a mano en base a agua y aceite, la cual tiene un proceso de cocción a cierta temperatura, dando origen a diferentes capas de galletas.

    Hasta 1979 se elaboraba sólo el dulce tradicional en base a miel de limón, pero luego de asumir el negocio familiar incorporó nuevas variedades y sabores, como mango, guayaba, manjar, naranja, papaya e incluso versiones light, entre otros.

    Hoy en día, la fábrica “M. Koo” abastece de chumbeques a ciudades como Antofagasta, Copiapó, Vallenar e incluso Santiago, cuyo negocio ha seguido creciendo por más de 90 años ininterrumpidamente.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soyiquique.cl