Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Empresario fue sentenciado por abuso sexual contra una empleada en Islote Rupanco

Jueza prohibió dar el nombre del condenado ligado al rubro de la construcción, por no estar ejecutoriada la resolución. La Fiscalía estudiará el fallo e indicó que la víctima expresó su conformidad por la determinación.

Los jueces del Tribunal Oral en lo Penal de Osorno condenaron a tres años y un día de cárcel a un empresario ligado a la construcción, culpable de abuso sexual en contra de una trabajadora en su casa de veraneo en el Islote Rupanco, comuna de Puerto Octay.

Por no estar aún ejecutoriada la sentencia, la jueza Paula Fernández prohibió ayer informar el nombre del condenado, quien no llegó a escuchar el veredicto y menos sus abogados defensores.

Sí estaba en la sala la víctima junto a sus familiares, quienes esperaban pacientemente y el fallo.

El temor de la víctima que denunció los hechos a la fiscalía en 2017, tras terminar la relación laboral con su empleador, era que los traumáticos hechos que vivió en 2015 no fueran escuchados y que el autor - en este caso su empleador- quedara impune.

Sin embargo, el hecho fue llevado a la justicia por la fiscal jefe de Río Negro, Leyla Chahín, quien logró acreditar que la versión entregada por la víctima de 55 años, testigos y medios de prueba, eran reales, obteniendo que el autor sea declarado culpable y reciba una sentencia, que deberá cumplir en libertad vigilada.

La víctima y su esposo se desempeñaron como trabajadores por más de dos décadas y hasta 2017, en una casa de veraneo del empresario, quien ostenta un importante cargo dentro del tribunal de honor de la Cámara Chilena de la Construcción (CCHC).

Según comentó la fiscal Chahín, los hechos se remontan a 2015, cuando el condenado, aprovechando su vínculo laborar, atacó de manera sexual a la mujer.

“Íbamos por el delito de abusos sexuales reiterados, pero el tribunal resolvió condenar por uno solo. Es una noticia satisfactoria, porque se logró llevar a juicio a este empresario, establecer su responsabilidad y lograr una sentencia. Ella (la víctima) expresó estar feliz, porque se logró hacer justicia”, sostuvo la abogada, quien analizará si presenta algún reparo al fallo en la Corte de Apelaciones de Valdivia.

La fiscal de Río Negro comparó este caso con el del empresario argentino Hugo Larrosa, quien en enero pasado fue sentenciado a 7 años de presidio mayor por delito reiterado de abuso sexual contra un trabajador de sexo masculino.

“Ella logró relatar a su familia lo vivido, ya que observaron un cambio de conducta y actitud en el último tiempo. Cuando sabía que su jefe llegaría a la casa de veraneo, presentaba problemas de salud y al ser consultada si había pasado algo, relató que estaba siendo víctima de abusos sexuales. Es más, el propio empleador le dijo que nadie le iba a creer su relato y expresó que si lo denunciaba, la despediría a ella y a su esposo, quien también trabajaba en el predio del empresario”, dijo la fiscal.

Y agregó que “había subordinación y se aprovechaba de esta condición, utilizando en el primer ataque la frase: ‘las empleadas son de todo servicio’”.

Una vez que el fallo sea ejecutoriado, el tribunal dispuso que se tomen muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

La víctima agradeció el trabajo realizado por el Ministerio Público y se retiró del Tribunal Oral junto a su familia sin emitir declaraciones.

Este medio intentó obtener una versión del abogado que representó al condenado, así como también del empresario, sin lograr resultados positivos durante la jornada de ayer.
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

Más en soyosorno.cl