Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Autoridades y fieles de Osorno esperan unidad y sanación luego de visita de enviados papales

El alcalde Jaime Bertín, el concejal Carlos Vargas y el padre Pedro Kliegel se refirieron a la eucaristía dominical de este domingo.

Este domingo, los enviados papales, Charles Scicluna y Jordi Bertomeu, lideraron la eucaristía dominical en la Catedral de San Mateo, adonde acudieron fieles, sacerdotes y autoridades de Osorno.

El encuentro significó el cierre de la misión que les había encomendado el Papa Francisco. Los asistentes coincidieron en que es necesaria la reconciliación y que, con la visita de Scicluna y Bertomeu, comenzará un nuevo proceso en la diocesis de Osorno.

Lee más: Scicluna tras culminar misión en Osorno: “La reconciliación debe estar acompañada de paciencia”

Jaime Bertín, alcalde de Osorno, consideró que el gesto de los religiosos fue oportuno y generoso: “Esto nos hace bien y el llamado a la unidad que era necesario porque la gente tiene que vivir el espíritu en paz. Con este gesto se está logrando y nos quedamos muy contentos que las cosas vuelvan a su cauce normal. Hoy (domingo) comienza un nuevo ciclo para la Iglesia”.

El concejal Carlos Vargas y quien es un activo integrante del Movimiento de Laico -que se oponía a la presencia del obispo Juan Barros en Osorno- agradeció la visita. “Este es un tiempo de sanación que comienza ahora y no va ser fácil, lo dijo el administrador apostólico, no hay que tener miedo, hay que ser valiente, y los laicos hace tiempo fueron valientes y alzaron la voz y le dijeron al país y al mundo lo que estaba pasando con Barros”.

Adelina Cárdenas fue una de las que tomó en cuenta la invitación, pese a que tenía tres años alejada de las actividades en la catedral. “Esperemos que de una vez por toda se vuelva a la confianza y a la unión. Yo vine a la misa porque el Papa envió a sus emisarios y ojalá lo que se dijo dentro del templo nos sirva a todos y no quede en simples palabras”, expresó.

Mientras que el padre Pedro Kliegel manifestó su emoción por la experiencia vivida durante los cuatros días que estuvieron Charles Scicluna y Jordi Bertomeu en Osorno. “La vida no es nunca fácil, y yo creo que si de repente saltamos sobre la propia sombra, nunca tendemos un camino nuevo. Personalmente mi alma está emocionada porque el reencuentro era necesario y lo vamos a encontrar con todos. Quizás todavía hay quienes no se sienten invitados, pero esperamos lograr esa unión”, dijo.
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más en soyosorno.cl