Regresar a soychile
  • Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Osorno: falta de lluvias provoca caída de hasta 30% en recepción lechera

Los registros de déficit hídrico alcanzan un 75% en la provincia de Osorno y de un 63% en la provincia de Llanquihue.

Mientras en 2020 por fin los productores lecheros gozaron de bonanza, tras años de sequías y bajos precios pagados desde la industria, el repunte se vio truncado nuevamente por la escasez de precipitaciones que se ha visto en los últimos tres meses, lo que derivó en una baja en la producción.

De acuerdo a los datos elaborados por profesionales expertos en el área y productores, la baja en la recepción entre enero y febrero en distintas plantas, tanto de la región de Los Ríos como Los Lagos, oscila entre un 20% a 30% entre las distintas plantas instaladas en la zona, lo cual es una cifra relevante si se tiene en cuenta que ambas concentran más del 70% de la producción lechera del país.

El presidente de la Federación de Productores Lecheros (Fedeleche), Eduardo Schwerter, señaló a El Austral que en la región de Los Lagos la falta de agua en febrero se ha manifestado con gran intensidad, con registros de déficit hídrico de 75% en la provincia de Osorno y de un 63% en la provincia de Llanquihue, lo cual es bastante significativo. Esto afecta en gran medida toda la actividad pecuaria tanto en producción de carne como de leche, disminuyendo considerablemente la generación de praderas, que es la base de la alimentación de los animales.

Schwerter detalló que los productores locales debieron comenzar a alimentar a los animales con las reservas de forraje que tenían almacenadas para el invierno. “Si esta situación no cambia en los próximos días se va a agudizar bastante y se están resintiendo los niveles de producción que veníamos registrado”, manifestó.

El médico veterinario, coordinador cooperativa Cerecoop y conductor del programa radial “Contacto Lechero”, Michel Junod, comentó que es fundamental comenzar a trabajar en manejos que permitan enfrentar la realidad del cambio climático y la falta de lluvias que éste trajo; que el Ministerio de Agricultura promueva como política de Estado la generación de micro embalses para conservar el agua que precipita en invierno, para asegurar el riego de las praderas y también de otros cultivos de mayor rentabilidad.

Más noticias

Más en soyosorno.cl