Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    El “Mariachi” que promete ser carta en la banda izquierda de Deportes Puerto Montt

    César Barría Vargas cesar.barria@diariollanquihue.cl

    Jonathan Núñez se convirtió en el primer refuerzo de los Delfines con miras a la segunda rueda.

    Dijo que no baila, no canta y que el apodo de “Mariachi” es más en honor a su padre; pero el recién llegado volante Jonathan Núñez sí afirmó que viene a aportar a Deportes Puerto Montt y colaborar en el buen presente del club en lo competitivo, que lo tiene como puntero del torneo con 24 puntos junto a Iberia.

    Núñez, quien se sumará a la práctica de mañana, se caracteriza por jugar por el sector izquierdo, pudiendo ocupar la plaza dejada por Nicolás Argel, la que peleará con sus nuevos compañeros. La polifuncionalidad es una de sus características, debido a que puede desempeñarse como volante mixto, como puntero por izquierdo, lateral y hasta de armador.

    El jugador lleva varios días en Puerto Montt, donde pudo observar los partidos ante Iberia y el reciente encuentro frente a San Antonio Unido. Reconoció que estuvo a punto de firmar a inicios del campeonato, pero el tener 27 años le jugó en contra, por la disposición de contratar sólo cuatro jugadores que sean mayores de 25.

    “El 'profe' (Gerardo Silva) me invita en septiembre, se dieron cuenta de que finalmente Jesús Silva no llenaba cupo, se abrió esta posibilidad y me invitó a entrenar. A la gran mayoría de mis nuevos compañeros los enfrenté o estuvimos en un mismo equipo, por lo que me pude acomodar inmediatamente a este grupo que se ve muy unido, y tiene la pretensión de subir a Primera B”, argumentó el formado en huestes piducanas.

    El “Mariachi” debutó con 17 años en 2004, por Rangers de Talca e incursionó en clubes como Palestino, Curicó Unido, Magallanes y Santiago Morning.

    Sobre el particular apodo, el nuevo refuerzo de los Delfines señaló que “viene por mi papá, él es ‘El Mariachi’ verdadero y pasó que cuando llegué a Rangers a los seis años, mi entrenador conocía a mi papá y me colocó el apodo, y así me fueron llamando en la institución, y eso que no bailo, no canto, sólo me dedicó a jugar fútbol”.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soypuertomontt.cl