Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Los nuevos aires de la industria del salmón

    El 2017 fue un año redondo para el rubro salmonero nacional, con precios históricos que vinieron a darle un muy necesitado respiro luego de años de inestabilidad. Ahora el desafío que enfrenta el sector es lograr que la industria alcance de forma sostenible todo su potencial.

    Empresas “en rojo”, despidos masivos y largas filas para la firma de finiquitos y cobros de seguros de cesantía en ciudades como Quellón, Ancud y Puerto Montt. Así empezaba el verano de 2016 en la Región de Los Lagos, con empresas salmoneras apretándose los cinturones para enfrentar una crisis económica que se había iniciado a mediados de 2015 producto de los bajos precios del salmón y los altos costos de producción.

    El fantasma de la crisis del virus ISA, el terremoto sanitario que provocó en la industria más de 20 mil despidos entre 2008 y 2009, volvía a asomarse en las empresas y comunas de la región.

    Lee todo sobre el Día de las Regiones
    pinchando aquí.

    Sin embargo, esos negros nubarrones que se asomaban en el horizonte hace tan solo dos años, hoy no son más que un mal recuerdo. Esto, porque el 2017 demostró ser para el sector todo lo contrario a lo que se pensaba hace tan solo dos veranos.

    “El año 2016 la pérdida sobrepasó los 30 millones de peces. Por lo tanto, el 2016 fue un año de repunte de precios, en relación a los valores que se iban presentando el 2015”, explica Reinaldo Vidal, director de la consultora Index Salmón.

    “El máximo peak se logra en marzo de 2017, sobrepasándose los US$ 10/kg FOB, valor que se mantuvo al menos durante tres meses consecutivos, para luego presentar una baja y cerrar 2017 con valores FOB de US$ 9/kg promedio anual, mostrando ciertos indicadores positivos e históricos en materia de retorno que no se habían visto desde 1991”, complementa.

    POSITIVAS PROYECCIONES

    Los altos precios hicieron que las exportaciones de salmón y trucha alcanzaran el año pasado los US$ 4.630 millones, un 22,1% más que en 2016, volviendo a liderar en productos alimentarios como la principal exportación nacional.

    “Los aumentos de producción en Chile y Noruega son conservadores, por lo que se espera que los precios se mantengan en buenos niveles”, dice Arturo Clément, presidente de SalmonChile.

    “Esperamos que 2018 sea un muy buen año y que nos permita avanzar en los principales objetivos de la industria lo que, por supuesto, es una buena noticia para todo el clúster del salmón, compuesto por más de cuatro mil pymes y cerca de 70 mil trabajadores”.

    “Los precios del año 2017 fueron históricamente altos, gatillados por problemas sanitarios en Noruega y el bloom de algas en Chile del año 2016”, agrega Ricardo Misraji, gerente general de Australis Seafoods. “No creemos que se repitan para el 2018, pero sí esperamos un escenario de precios estables y mejores que los promedios históricos”.

    Lee la nota completa
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soypuertomontt.cl