Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Alcalde de Puerto Montt por el borde costero: "Es una oportunidad para la inversión”

Marcelo Galindo Gallardo hgalindog@diariollanquihue.cl

Gervoy Paredes se refirió a las críticas del arzobispo respecto al plan regulador, que no restringe las construcciones en altura.

El alcalde de Puerto Montt, Gervoy Paredes, no ocultó su malestar por las palabras del arzobispo Cristián Caro, quien en el Te Deum de Fiestas Patrias de ayer criticó que el Concejo Municipal no haya puesto límites de altura a la futura construcción de edificios en el borde costero.

En parte de su homilía, el sacerdote comentó “a muchos nos duele que lo más hermoso de Puerto Montt que es el borde costero y la vista al mar paulatinamente irá desapareciendo por las construcciones en altura sin limitaciones en la costanera de la ciudad regional. Aún es tiempo de que el nuevo Plan Regulador garantice una costanera cuyo incomparable paisaje pueda ser gozado por todos, sin impedimentos visuales”.

Para el alcalde Gervoy Paredes se trata de un tema muy discutido por mucho tiempo, “pero el Concejo Municipal con la legitimidad que ellos tienen, tuvieron su votación”.

Agregó que ésta es la oportunidad para que se invierta en la ciudad. “Está bien hablar del borde costero, porque es muy importante, pero con ello le hemos dicho a los inversionistas que tienen la oportunidad para que en un período de 3 a 5 años puedan invertir, hacer hoteles o edificios; pero si ello no ocurre nosotros tenemos derecho, o la autoridad que se encuentre de volver a normar sobre esto, porque los Planes Reguladores son dinámicos”.

Monseñor Caro insistió en su crítica y dijo que el centro no tiene armonía. “Pienso que el Plan Regulador Comunal debe tomar en cuenta la importancia que para Puerto Montt significa todo el borde costero, donde se debe resguardar la visibilidad del mar y que por lo tanto hay que poner limitaciones a las construcciones de altura, porque si ello no ocurre, no existe armonía en las construcciones y se afea la ciudad y se quita lo más bonito que es la visión a la bahía, que es apacible y grande, como existe en pocas partes. Debe predominar la belleza que Dios nos ha dado en la bahía, y las edificaciones que se hagan deben estar limitadas”.
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más en soypuertomontt.cl