Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Piden que renuncie el administrador apostólico de Puerto Montt

    Al finalizar misa de celebración de la Inmaculada Concepción, fieles elevaron carteles y lanzaron gritos en su contra. Carabineros intervino para resguardar su seguridad.

    Custodiado por efectivos de Carabineros y bajo gritos que pedían su renuncia, el administrador apostólico de Puerto Montt, Ricardo Morales, abandonó esta tarde el campo de oración, a los pies de la Casa Nazaret, donde tuvo lugar la tradicional celebración de la Fiesta de la Inmaculada Concepción.

    Al finalizar la misa, que presidió el mismo Morales, comenzaron a aparecer pancartas por todo el recinto, con las que los fieles reclamaban por las denuncias ante la justicia que hizo el administrador apostólico, contra los padres Darío Nicolás, de la parroquia San Pablo, del sector Mirasol; y Tulio Soto, ex vicario general del Arzobispado.

    Si bien la ceremonia religiosa se llevó a cabo en absoluta normalidad, fue al finalizar la eucaristía cuando entre los asistentes comenzaron a surgir carteles y banderines negros, en muestra de repudio por la acción judicial que materializó Morales.

    Los feligreses pedían a gritos la renuncia del administrador apostólico, a quien acusaban de haber “quebrado” la Iglesia de Puerto Montt.

    Esto, por las acusaciones por presunta apropiación indebida de dineros del Arzobispado, por parte de Soto, a quien sindicó de utilizar esos recursos para ofrecer préstamos a terceros. Mientras que en el caso del ex vicario ecónomico, Darío Nicolás, se le acusa de fraude al fisco, por el uso irregular de dineros del Cesfam San Pablo Mirasol, ya que habría otorgado créditos a trabajadores de ese recinto de salud. A ello se suma que adquirió un vehículo para el Cesfam, que quedó para su uso personal. Todo ello está bajo investigación en el Ministerio Público, tras la denuncia hecha por el propio Morales.

    PIDE PACIENCIA

    Mientras se cambiaba sus hábitos, el administrador apostólico aseguró que “todos tenemos derecho a manifestarnos. Pero creo que hay lugares y momentos como para expresar esas cosas y no en una eucaristía”.

    Sobre las críticas en su contra, expuso que “hay procesos en la justicia que tienen que culminar y dar los resultados que corresponda. Tenemos que esperar eso, más allá del cariño que podamos sentir por algún sacerdote”.

    En cuanto a las solicitudes de renuncia, afirmó que “de mí no depende que esté acá”, ya que aseguró que fue enviado por el Papa Francisco.

    Consultado si mantenía los cargos contra los padres Soto y Nicolás, dijo que “no son mías esas acusaciones. Me han llegado y he transmitido lo que corresponde hacer. Si hay situaciones que puedan revestir caracteres de delito, uno tiene que presentarlas a la justicia para que se investigue, sin hacer ningún juicio previo”.

    Aseguró que se ha reunido con las comunidades reclamantes, a las que pidió “tener paciencia”.

    En un ambiente que se enardecía cada vez más, efectivos de Carabineros que custodiaron las procesiones acompañó la salida de Morales desde el recinto; blindaje que no evitó que uno de los manifestantes se acercara y le diera una patada en la pierna derecha, lo que reportó dolor en el religioso, aunque sin que significara la detención del agresor.

    Morales finalmente salió del campo de oración, siempre con la compañía policial, hasta que abordó su vehículo, donde lo esperaba su chofer.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soypuertomontt.cl