Regresar a soychile
  • Autos - quillota
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

Desconocidos profanaron una iglesia en Quillota y se robaron las hostias

Cinthia Matus O. / La Estrella de Valparaíso

En la madrugada ingresaron a la Iglesia Santo Domingo de Quillota y rompieron el sagrario y la alcancía. Sacerdote los increpó y escaparon.

Ocurrió la madrugada del 21 de mayo, pero nadie lo quería comentar "por respeto". Sin embargo, el hecho poco a poco se empezó a divulgar en el sector y un cuidador de las propiedades jesuitas salió a corroborarlo. "Sí, efectivamente se metieron unas personas a provocar daño a la iglesia. Creemos que fue gente drogada, angustiada, que entró buscando algo de valor, pero más fue el deterioro que causaron", explicó.

Según el relato de este hombre, que pidió reserva de identidad para evitar conflictos en el interior de la comunidad religiosa, unos desconocidos entraron a la emblemática Iglesia Santo Domingo de Quillota con el objetivo de encontrar dinero.

"Entraron por un acceso y de ahí rompieron la alcancía y el sagrario, en donde estaban las hostias consagradas. No podemos hablar de una suma de dinero porque no lo sabemos, pero era gente que sólo entró a provocar daño", enfatizó el trabajador.

Hostias consagradas

Respecto de las hostias, el cuidador recalca que tampoco tienen la cuenta de ellas. "Las hostias cuando son bendecidas en el acto de la comunión se colocan en el cáliz. De ahí se entregan a los feligreses cuando van a comulgar, pero después, las que quedan, vaya a saber uno cuántas son. Y de esas, que ya habían sido consagradas, fueron las que se llevaron cuando rompieron el sagrario", aclaró.

Los sujetos fueron descubiertos in fraganti por el sacerdote de la iglesia, quien los increpó. "Al otro día que yo vine a trabajar, él me contó (sacerdote) que sintió unos ruidos extraños en la madrugada y que cuando salió a ver, vio a estas personas, que no sabemos cuántas eran, que estaban rompiendo las cosas. Él empezó a gritar pidiendo ayuda y las personas arrancaron", manifestó el trabajador.

La Estrella intentó obtener una declaración de parte del cura o de la iglesia, pero nadie abrió la puerta ante los insistentes llamados. No obstante, el trabajador aseguró que estaba autorizado para hablar del tema. "El padre me pidió que si alguien me venía a preguntar, le contara que en realidad hubo un deterioro y que no hubo un ataque a nadie. La gente está preocupada y anda preguntando, así que yo les cuento lo que sé, que vino gente desconocida a violentar una propiedad", afirmó.

El cuidador añadió que, a estas alturas, ya se toma el asunto con humor: "Bueno, espero que si se comieron las hostias consagradas, algo cambien".

Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más en soyquillota.cl