Regresar a soychile
  • Autos - quillota
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Presentan recurso de amparo para frenar el acarreo de agua desde predio agrícola a termoléctrica de Endesa

    Juan Riquelme D.

    Escrito pretende que se decrete una orden de no innovar para que empresario deje de vender agua por camionada a la central termoeléctrica San Isidro, lo que afecta el riego de los agricultores del sector oriente de Quillota.

    Un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones presentó el abogado y profesor de derecho ambiental, Jorge Bermúdez, quien busca -con esta acción- que se decrete una orden de no innovar contra la empresa Endesa, dueña de la Central San Isidro, para efectos de la extracción, por parte de un privado, de agua desde una napa ubicada en Quillota.

    La empresa adquiere el vital elemento desde el sector rural de Lo Mardones, al oriente de la comuna, la que luego es trasladada en camiones que almacenan entre 15 y 33 mil litros de agua hacia la central termoeléctrica, hecho que fue confirmado por La Estrella Quillota-Petorca esta semana y publicado en la edición de ayer.

    A juicio de los vecinos, representados por el docente de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, el dueño del pozo -identificado como J.A.A.C.- tiene derechos de extracción de agua del orden de 2 litros por segundo, con un tope anual de 12.600 metros cúbicos, cifra que habría sido superada con creces luego que, desde el 2 de abril, camiones realicen cerca de 50 viajes diarios entre el predio y la termoeléctrica. El recurso busca paralizar la extracción y traslado de agua hacia la termoeléctrica y luego iniciar acciones legales tanto contra la termoeléctrica como contra el dueño del predio donde son cargados los camiones y desde donde es extraída el agua.

    Dicha acción judicial significaría también recopilar antecedentes existentes en los organismos fiscalizadores, como la DGA, y la seremía de Medio Ambiente, en donde no habría permiso alguno para la existencia de este tranque acumulador y repartidor de agua; tampoco existiría algún permiso para ampliar el flujo de extracción de agua desde el pozo.

    El hecho, ha generado un daño irreparable en la zona rural de La Palma y Lo Mardones, toda vez que las napas han bajado hasta en 1,5 metros, poniendo en riesgo el riego de los predios, ya aquejados por la actual sequía. Además, ya un pasaje del sector se quedó sin agua para beber.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soyquillota.cl