Regresar a soychile
  • Autos - quillota
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Pareja de Quillota desafía el fin del mundo y se casarán esta tarde por la Iglesia

Juan Riquelme D.

Profesora e Ingeniero celebrarán su matrimonio a las 19 horas en la capilla del Instituto Rafael Ariztía. Por la profecía, ya se les han caído 32 invitados a la recepción que se hará en Olmué.

No está ni ahí. Que hoy se acaba el mundo, que mañana estaremos todos en otro lado, y cuántas cosas más. A Verónica Yáñez no le importa la famosa profecía Maya y no cambiará en nada sus planes: hoy se casa a las 19 horas con su pololo de 12 años, Cristian Oyanedel y nada parece importarle.

Es que no le ha dado mucha bola al publicitado fin del mundo y está en plenos preparativos para lo que será su casamiento, el que sólo realizará por la Iglesia y que luego validará ante la ley. “La verdad es que no he pescado mucho, porque no va a pasar nada”, cuenta en la peluquería, donde realiza los preparativos para su matrimonio.

Eso sí, esto del fin del mundo les ha traído inconvenientes con los invitados, los que han bajado considerablemente en asistencia por la famoso teoría. “Estamos hace un año planificando el matrimonio y elegimos el 21 de diciembre porque es el solsticio de verano, no estábamos ni ahí con la profecía maya”, cuenta la docente del Instituto Rafael Ariztía, el mismo colegio en cuya capilla se casará con el ingeniero agrónomo quillotano, tras 12 años de pololeo.

“Yo lo convencí, lo busqué, hasta que comenzamos a pololear”, cuenta con una sonrisa en sus labios. La joven está feliz, porque se casa con el amor de su vida y hasta que la muerte los separe, lógicamente, más allá del famoso fin del mundo, aunque la posibilidad se lo toma con humor. “Si se acaba el mundo, bueno moriré feliz y llena de amor”, cuenta.

La historia de Verónica y Cristian comenzó en una Semana Santa Juvenil en Quillota. Vivían ambos en calle Bulnes, a cuadras, pero nunca antes se habían visto. Fue en la universidad donde se conocieron, salieron y luego pololearon. “Teníamos muchos amigos en común, pero no nos conocíamos”, contó ella.

Verónica cuenta que uno de los principales inconvenientes ha sido la confirmación de los invitados. De hecho, de la lista de 130 personas, 98 están confirmados, los otros 32 han anunciado que no estarán presentes en la recepción que se hará en el Centro de Eventos Doña Anita de Olmué y tampoco en la ceremonia religiosa que se realizará en la capilla del Instituto Rafael Ariztía. “Los que han dicho que no vienen son principalmente porque viven fuera de Quillota y quieren estar con sus familias el 21 de diciembre porque dicen que se acaba el mundo”, contó la novia.
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más en soyquillota.cl