Regresar a soychile
  • Autos - quillota
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Jorge Jil: de cuidador de autos a alcalde de Olmué

Cinthia Matus O. / La Estrella de Quillota

El nuevo jefe comunal pretende ser un ejemplo para la juventud, buscar soluciones para la sequía y apoyar a los que no tienen servicios básicos.

Por circunstancias de la vida, Jorge Jil siempre estuvo cercano a la municipalidad de Olmué. Antes de que dejara su cargo como concejal (FA) para ser el nuevo alcalde de la comuna, limpiaba los autos que se estacionaban afuera del municipio, y con el tiempo se instaló al lado con un carrito de comida al paso. "Hasta ahora todavía no me convenzo que soy alcalde", manifiesta.

Jorge Jil estudió en el colegio Ignacio Carrera Pinto de Olmué hasta sexto básico y el séptimo y octavo los terminó en la escuela básica Lo Narváez. La enseñanza media la hizo en el Liceo Comercial de Quilpué, de donde salió como técnico en contabilidad, pero nunca dejó la comuna. "Me levantaba a las cinco y media de la mañana para llegar a las 08.15 horas a clases", recuerda.

Según cuenta, tuvo un paso por Las Cruces, pero desde los 8 años ha vivido en la Población Carlos Condell de Lo Narváez. "Cuando tenía 8 perdí a mi papá por un accidente y a los 16, a mi mamá por una hepatitis fulminante. Mis dos hermanas quedaron con una abuelita y con mi hermano menor nos quedamos solos en la casa", relata.

El exconcejal y actual alcalde, tras la renuncia de Macarena Santelices, explica que sus vecinos le ayudaron a salir adelante, pero que su trabajo como cuidador de autos le daba lo suficiente para subsistir. "Los sábados y domingos hacía las monedas cuidando esos autos y no me iba mal, porque la gente no era tan apretada como ahora y me daba buena propina", comenta riendo.

Cuando salió del liceo, Jorge Jil empezó a trabajar en la verdulería de don Humberto Ribotta, quien se transformó en un padre para él. "Desde los 20 años estuve con él y me agarró cariño como hijo. Estoy muy agradecido de él y de Marianella Ahumada, quien fue como una madre para mí", dice.

Durante ese tiempo, su hermano estudió Gastronomía, se casó y se dedicó a su profesión. Jorge Jil, en tanto, buscó el camino del emprendimiento. "Después tuve un carrito y ese carrito me dio para comprar otro carrito y al final eso es lo que tengo ahora: un local de comida al paso, que se llama como mi hijo 'La picá del Elías'", explica.

Ahora como alcalde de Olmué, Jil está tratando de ordenar su mente. "Tengo gente que trabaja y maneja bien el local, así que lo voy a seguir manteniendo porque ellos dependen de esa fuente laboral. Hoy día (lunes) estuve temprano ahí, pero luego me reuní con la cooperativa del Granizo, porque me preocupa el abastecimiento del agua en la comuna", afirma.

Entre sus proyectos a corto plazo, el alcalde quiere buscar soluciones para la escasez hídrica, fomentar el turismo sustentable y levantar los sectores altos. "Todavía hay personas que no tienen electricidad ni agua potable, los servicios básicos", consigna.

Asimismo, quiere ser un ejemplo para la juventud. "A todos ellos les quiero decir que con todo lo que viví, uno no tiene por qué caer en la droga, en el alcohol o la delincuencia, se puede salir adelante", cerró.
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más en soyquillota.cl