Regresar a soychile
  • Autos - quillota
  • Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Vecinos preocupados por ausencia de comerciantes chinos en La Calera: viajaron y no han vuelto

Cinthia Matus O. / La Estrella de Quillota

En calle Carrera están extrañados porque el matrimonio no ha regresado de Asia a atender su local. Temen por el coronavirus.

Disculpe, señora, pero ¿qué pasó con el local de al lado? ¿quebraron?

- No, para nada. Sus dueños viajaron a China, pero no han vuelto.

Maritza Torres, dueña de la “Florería Coté”, en la calle Carrera de La Calera, dice que este diálogo, sin exagerar, se ha repetido todos los días desde principios de febrero. ¿La razón? la importadora y exportadora “Esplendor”, que está ubicada al lado suyo y que pertenece a un matrimonio chino, no ha vuelto a levantar sus cortinas desde que partió el 2020 y los clientes están preocupados.

Especialmente esta semana, porque solían buscar algún presente por el Día de los Enamorados.

“La gente viene y me pregunta qué pasó con ellos y su local, si cerraron para siempre o no, porque venden harto y muy barato. La cosa es que por estas fechas se van de vacaciones, pero ya deberían haber regresado”, comenta Maritza Torres, con un tono de preocupación.

Salieron de vacaciones

El local de Lihua y Lyuan, el matrimonio chino, se instaló en el sector el 22 de junio de 2012. Al igual que muchos de los negocios de este tipo, vendían objetos que iban desde una simple bolsa de género a una serie de aparatos electrónicos que pudieran resolver problemas domésticos y hasta repuestos de vehículos. Según Maritza Torres, los chinos se ganaron el cariño de toda la cuadra porque desde el primer día se mostraron amables y cordiales.

“No son como otros chinos poco amigables. Siempre están con una sonrisa, hablan muy bien español y saludan”, dice.

Por esta razón, no es raro que los comerciantes de la cuadra se sepan de memoria su rutina. “Ellos pasan la Navidad y Año Nuevo acá y los primeros días de enero se van a China para ver a una hija que está estudiando. Luego, él se viene primero como a principios o mediados de febrero y luego se viene ella, como por marzo o abril”, sostiene Torres.

Ana María del Real, de la relojería “Casa Jiménez”, afirma que efectivamente así es la costumbre del matrimonio chino. “Todos los años se van en enero y vuelven como a mediados de febrero. Por eso a mucha gente le ha extrañado que no estén”, manifiesta.

Por lo anterior, en el sector se rumorea que les pudo haber pasado algo con el Coronavirus, el brote de neumonía que surgió en Wuhan, China, y que a la fecha registra más de 400 personas muertas (ver recuadro). “Anda el comentario que no pueden volver a Chile porque a uno de los dos les dioCoronavirus o porque les prohíben el paso, pero son informaciones que no han sido confirmadas. Pero sí es verdad que ellos se iban de vacaciones y en estas fechas ya estaban de vuelta”, comenta Alexis Villegas, productor de eventos.

Maritza Torres, quien fue la última calerana que habló con el matrimonio, agrega que antes de irse le encargaron el local. “Nos despedimos a principios de enero y me dijeron que nos veíamos a la vuelta. Que por favor les viera el local, porque tienen todo guardado y nos tenemos confianza”, asegura.

La comerciante añade que tiene los números de WhatsApp de ambos chinos, pero que no ha logrado comunicarse con ellos. “Es que cuando acá es de día, allá es de noche y no quiero interrumpir. Además, me da cosa preguntarles sobre el Coronavirus... ¿cómo les voy a preguntar si lo tienen o no? lo único que sé es que si vuelven, no los voy a discriminar. Son buena gente”, expresa.

Ana María del Real comenta que la preocupación ha crecido en el sector, porque en septiembre, antes de que ocurriera el estallido social, los chinos habían hecho una gran inversión. “Cerraron por harto tiempo para hacer una gran remodelación y abrieron para la Navidad. Después volvieron a cerrar por las vacaciones que se toman, pero ya ha pasado harto tiempo”, dice.

Alta inversión

Alexis Villegas también recuerda la remodelación. “Cerraron como por tres meses y remodelaron por completo. Abrieron antes de la pascua y después se tomaron sus vacaciones. Ahora todos preguntan si van a volver”, comenta.

Hasta el cierre de esta edición, la importadora seguía cerrada y sin novedades. La Estrella le consultó al resto de los chinos de la calle Carrera si sabían algo del matrimonio, pero declinaron referirse al asunto. Los caleranos, por su parte, lamentaron el cierre del local para hacer sus regalos de San Valentín.

Como sociedad de responsabilidad limitada, la importadora y exportadora tiene una sucursal en Santiago, pero tampoco fue posible contactarse al número de teléfono.
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más en soyquillota.cl