Regresar a soychile
  • Autos - quillota
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Pobladores de Quillota se tomaron terrenos del cerro Mayaca para construir sus mediaguas

Claudio Morales Salinas / La Estrella Quillota-Petorca

Ante la imposibilidad de acceder a subsidios, y huyendo varios de ellos de viviendas en que estaban hacinados, se instalaron en una ladera. Conocimos sus historias.

En las inmediaciones del sector de La Virgen, en el cerro Mayaca, aproximadamente un centenar de familias de quillotanos se tomó los terrenos de una ladera con el objetivo de instalarse en ese lugar con precarias construcciones que ellos mismos están armando.

Se trata de una medida desesperada de personas que, aseguran, no tienen otra posibilidad de conseguir un sitio un poco más digno para vivir, y también más seguro, como consideran ellos, en estos tiempos de pandemia en que el hacinamiento es un factor de riesgo.

El problema es que al instalarse con estas frágiles mediaguas en pleno cerro, estos pobladores no cuentan con los mínimos servicios básicos como electricidad y, sobre todo, agua potable para mantener la higiene, que es más necesaria que nunca.

Pero las motivaciones y problemáticas que los llevaron a realizar esta toma se repiten entre quienes se aventuran a vivir en esas condiciones. Por ejemplo, Víctor Olmedo comentó que “yo trabajo en las cosechas de paltas y otras, y por eso mi empleo es esporádico. Así que me vine para acá hace unos meses con mi señora y mi hijo de dos años, reciclamos materiales para hacer nuestra vivienda. Hay otras personas que han seguido llegando a vivir aquí y en la noche se quedan en una carpa”. Situación sin duda preocupante, justo cuando ya cayeron las primeras lluvias del año.

Quieren ser escuchados

Una mujer que se identificó como Paula advirtió que “no nos vamos a ir, yo acá llegué con mi hijo buscando un espacio digno para vivir, sin hacinamiento. Postulé cuatro veces a un subsidio habitacional y nunca me ha salido, ¿qué más puedo hacer?”. También contó su caso Pamela Sotela, quien aseguró que “tengo seis hijos, el último un bebé. Ya no pude seguir pagando arriendo, soy comerciante y está muy mala la situación”.

Quien se identificó como presidenta de la toma del Mayaca, Lidia Becerra, pidió: “Se nos tiene que escuchar, acá nosotros llegamos a limpiar un basural que había, y lo que pretendemos es que los que lleguen acá a vivir, que construyan, que cierren y dejen espacios para transitar entre las viviendas. Queremos que nos dejen quedarnos aquí, no nos vamos a mover. Si hasta podemos frenar en este sector el paso de los que andan robando, porque esto ya no será un sitio eriazo”.

Esta espontánea dirigenta agregó que vivía anteriormente en una casa en la calle Porvenir, pero “se hizo chica con los hijos y nietos, y ya no alcanzó para el arriendo”. Por su parte, Edith Barahona contó que “se me quemó la mediagua donde vivía antes, pero igual ya era muy chica porque estaba ahí con mis hijos y una sobrina. Estamos acá en el cerro, donde incluso hay mujeres embarazadas, una con nueve meses, que se vinieron a instalar aquí también”.

Alcalde toma cartas

Conocedor de esta situación de la toma en el cerro Mayaca, el alcalde Luis Mella manifestó su comprensión y empatía con lo que viven estas familias.

“Sé el dolor que significa no tener casa propia, tener que pagar arriendo, vivir una crisis por culpa de la pandemia y todo lo que está pasando, no tener trabajo y que te ordenen dejar la casa que estás arrendando. Muchas de esas personas que tomaron la decisión de tomar parte de los terrenos del cerro Mayaca, yo las conozco de hace años. Hemos llegado a un acuerdo con ellos, vamos a formar un comité de vivienda, los vamos a apoyar para que puedan acceder a tener una vivienda, dentro del marco legal. Iniciaremos incluso conversaciones con una empresa constructora para ver si construimos algo en el mismo cerro, pero legalmente”, aseguró el edil.

Mella, en todo caso, también dijo que han pesquisado que algunos de quienes están en la toma “ni siquiera son de Quillota, y hay otros que ya tienen vivienda y han llegado a tomarse un terreno, ilegalmente. Lo que tiene que imponerse aquí es el ejercicio del derecho, ojalá tengamos un pronunciamiento de la Justicia, ya que hace meses interpusimos un recurso en la fiscalía y, segundo, estamos en coordinación con el gobernador, para que si no entienden, sean desalojados”.

Parque, no casas

El jefe comunal explicó además que el terreno en conflicto es un área verde, y está considerado como un futuro parque que va a tener el cerro Mayaca. “Es lo que protegimos después de algunas decisiones que no fueron las más adecuadas, pero que fuimos de alguna manera resolviendo a través de la consolidación de las personas que vivieron en el cerro, y que en la hermosa historia que tienen, fueron construyendo con mucho esfuerzo, poniendo alcantarillado, agua potable, pavimentación, baños, con el apoyo del municipio y de los gobiernos de turno”, recordó el alcalde.

Según Mella, permitir que estas personas se tomen terrenos que no están urbanizados, sin salidas de aguas lluvia, por ejemplo, “es permitir una futura desgracia para nuestra gente, para ellos mismos. No hay ninguna posibilidad, recalco, ¡ninguna posibilidad! de consolidar nuevas casas en la ladera sur del cerro Mayaca. En eso soy categórico”.
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

Más en soyquillota.cl