Regresar a soychile
  • Autos - quillota
  • Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

Elizabeth Ogaz volvió a dar vida a “La Vístima” en spot

Claudio Morales Salinas

La esforzada calerana que se hizo conocida en un reportaje televisivo, logró terminar bien un duro año al ser considerada para grabar un comercial.

La guerra de las compañías de telefonía móvil por seducir a la mayor cantidad de clientes con la cantidad de gigas y redes sociales sin costo, tuvo una beneficiada inesperada, ya que el ingenio de una de estas empresas al hacer publicidad, les dio para acordarse y sacar de su ostracismo obligado de este año a Elizabeth Ogaz.

Esta calerana que hace unos años saltó impensadamente a la fama tras responder una encuesta en la calle que realizaba un equipo periodístico de un canal de televisión, y responder que alguien quería hacerse la “vístima”, hoy tiene una nueva forma de llamar la atención, y de pasada, recibir casi como un regalo navideño, un aporte económico. Todo esto gracias a que fue considerada para protagonizar un spot de una de estas firmas de telecomunicaciones.

Hace unas semanas a esta vendedora ambulante la llamaron de una agencia de publicidad y le propusieron participar en un comercial en el cual aparece para apuntar como “vístima” de una ficticia compañía Clavistel, a un joven que no puede comunicarse a través de su teléfono celular.

“Me llamaron y tuve que viajar a Santiago, fue hace como dos semanas y solo me pidieron que dijera unas pocas palabras, y yo la verdad es que no me puse nerviosa para nada, ya que he tenido la experiencia otras veces de hablar frente a una cámara”, recordó la mujer.

Por ahora el spot ha estado circulando en las redes sociales de la firma en cuestión, como YouTube e Instagram, y la mayoría de los cibernautas lo ha encontrado entretenido.

Salió del encierro

El comercial en cuestión, le llegó en el mejor momento a Elizabeth Ogaz, ya que según cuenta, “yo no salí durante todos estos últimos meses de mi casa, ya que por la pandemia preferí hacer cuarentena para cuidarme. Menos mal que no tuve grandes problemas de salud, solo la pierna que me duele. Vivo con mi hija y me marido y ahí hemos pasado, han sido tiempos difíciles, pero me las arreglo junto a ellos”.

Con el spot de telefonía móvil esta comerciante de ocasión rompió su encierro, ya que además esta semana se la pudo ver en el colapsado centro calerano de vuelta vendiendo algún producto a las muchas personas que circulaban por la calle José Joaquín Pérez.

“Llego como a las diez y media y vine porque me llegaron estas espigas de la suerte que las estoy ofreciendo a 500 pesos, sirven para espantar los malos espíritus; en poco rato he vendido hartas, traje como 30 y ya me quedan unas pocas”, comenta mientras espera que su marido la pase a buscar para ir a almorzar.

Sobre la pandemia y el alza de contagios, Ogaz asegura que “no tengo miedo porque me cuido harto, ando con mi mascarilla. En verdad, cuidándome pienso que no me va a pasar nada, aunque estos días anda demasiada gente en las calles”, y añade como propietaria de una casa en la residencial calle San Diego, que “es un barrio bastante tranquilo, así que llevamos como un año viviendo ahí sin problemas con nadie. Antes éramos del sector de calle Huici (en las cercanías de la planta de Cemento Melón), pero desde que nos cambiamos estamos bien, pasándola, como todos”.

Más noticias

Más en soyquillota.cl