Regresar a soychile
  • Autos - quillota
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

Encuentran a la mujer de la fotografía olvidada hace 34 años en Limache

Mirian Mondaca Herrera / La Estrella Quillota-Petorca

La joven de la imagen se llama Sandra Álvarez y ella misma escribió el mensaje en un momento de tristeza. Hoy vive en República Dominicana.

¡Apareció! Tras el revuelo que provocó la historia, encontraron a la mujer de la misteriosa foto encontrada en Limache, con una romántica dedicatoria. Hoy tiene 52 años y vive feliz en Punta Cana, República Dominicana. Desde el Caribe conversó con nuestro medio para contar la historia.

"Quiero decirte que jamás conocí a alguien como tú y que te quiero con amor", se leía en la dedicatoria, pero aquel mensaje provino de un momento de desamor y nunca llegó a manos de su destinatario, según revela Sandra Álvarez, la autora de aquellas tiernas palabras.

Sandra Álvarez nunca vivió en Limache, pero el destino actuó caprichosamente para que, casi 35 años después, aquella dedicatoria que escribió en una noche de sentimientos encontrados fuera hallada por Consuelo Segura.

El 20 de diciembre era muy importante para la entonces colegiala, ya que era el aniversario de pololeo con su pareja de aquel entonces. El problema es que para esa fecha del año 1986 ambos habían terminado su relación hacía poco, debido a que él se involucró con otra joven. Así, en medio de un paseo de fin de semana a la comuna de la región, redactó la ahora famosa misiva.

Recuerda que estaba de paso en Limache, en la casa de una tía del pololo de su amiga, la que sería el actual inmueble abandonado. "Yo creo que debe ser la casa vieja donde encontraron la foto porque en esa época ya la casa era de madera y estaba como bastante viejita. ¿Qué habrá pasado con esa casa? No sé, porque mi amiga no prosperó con esa relación", comenta.

Ese viaje coincidió con la significativa fecha 20 de diciembre, por lo que aquella noche, mientras veía cómo su amiga y su pololo compartían cariñosamente, se apartó de ellos y buscó un momento a solas en su habitación para escribir la dedicatoria a quien fue su primer amor.

Aquellas palabras que redactó mirando al techo, tendida en la cama, las firmó como "Tany".

No recuerda dónde dejó exactamente esa fotografía, pero cree que la introdujo en una rendija de la ventana del dormitorio, donde fue encontrada tres décadas y media después por Consuelo Segura.

"Yo dije lo voy a dejar acá, porque era como dejar un mensaje en una botella, pero jamás pensé que esa botella la iban a encontrar (...) Me había dolido un montón lo que me hizo. Entonces yo necesitaba olvidarlo y, por eso, escribí eso. Después obviamente lo olvidé", señala Sandra.

LA FOTO SERÁ DEVUELTA

En el momento en que la fotografía fue tomada, su protagonista tenía 17 años, vivía en Ñuñoa y estudiaba en el Liceo 20 de Niñas de Providencia. El hallazgo de la fotografía tantos años después fue algo mágico para ella, ya que la llevó a recordar bellos momentos de su vida como adolescente, pese a la desilusión amorosa.

"Me encantó que hayan encontrado la foto, lo encontré así como insólito pero súper rico, porque me llevó a una época de mi vida que lo pasé súper bien, que era muy feliz, a pesar de que uno se complicaba por algunas cosas y los sufrimientos por amor a los 15, 17 años, pero si hago una raya para la suma fue una súper bonita experiencia (...) Un mensaje escrito a mano además, con una foto... Si yo lo viera desde afuera diría que es lo más romántico que he visto en los últimos diez años en las redes sociales. Es algo romántico y totalmente fuera de lo habitual. Me emocioné", revela.

Actualmente Sandra vive en República Dominicana junto a su esposo, donde pretende radicarse. En unos meses viajará a Chile y se reunirá con Consuelo Segura para recibir la foto.

¿Y el destinatario de la dedicatoria? Hoy también está casado con hijos y vive en Santiago. Ambos mantienen una relación cordial de amistad a través de las redes sociales.

Hace casi diez años que no hablaban, pero Sandra le escribió para comentarle sobre el revuelo que causó la búsqueda. Actualmente "no tenemos ningún rollo" por lo sucedido, ya que ha pasado mucho tiempo, dice. Alguna vez fueron felices juntos y hoy lo son por separado. Los caminos de la vida son impredecibles.

Más noticias

Más en soyquillota.cl