Regresar a soychile
  • Autos - san-antonio
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

El puerto de San Antonio acusa millonarias pérdidas por efecto de repetidas paralizaciones

Rodrigo Ogalde

De acuerdo al balance del gerente general de la Empresa Portuaria San Antonio, Luis Knaak, el sistema suma $3.600 millones de merma.

“La paralización del puerto impacta negativamente a San Antonio”. Con estas palabras, el gerente general de la Empresa Portuaria de San Antonio, Luis Knaak, se refirió a los efectos que generará en el terminal local la suspensión de faenas por parte de la totalidad de los trabajadores de los tres concesionarios.

En su análisis respecto al paro nacional que los portuarios de San Antonio concretaron desde el lunes y hasta ayer, Knaak señala que la huelga repercute en “menos turnos de trabajo y atrasos en la transferencia de la carga que ya estaba programada. Específicamente, las paralizaciones de estas últimas semanas han significado que el sistema portuario en su conjunto, que incluye al puerto, a nuestros trabajadores, a los concesionarios y a los transportistas, haya dejado de percibir alrededor de $3.600 millones de pesos”.

El ejecutivo añadió que “en materia de empleo, los trabajadores han perdido más de 1.600 turnos de trabajo, casi lo que se traduce en más de 100 millones de pesos en sueldos que no se pagaron en San Antonio y que se fueron a los trabajadores portuarios de Valparaíso. Esto es de suma relevancia para nuestra comuna completa, dado que la economía comunal depende fuertemente del puerto y sus actividades relacionadas. Hasta la fecha, 13 naves que transportan contenedores se han ido a otro puerto y no descartamos que esa cifra continúe creciendo”.

Cruceros

A las pérdidas que acusa el puerto por no atender naves que habían programado su arribo a los muelles sanantoninos, se agregaría la posibilidad de que las paralizaciones repercutan en la industria de cruceros, que en la presente temporada 2019-2020 contempla de 31 recaladas.

En esa línea, Knaak sostuvo que es real “la incertidumbre que se podría generar en la industria de cruceros al ver que San Antonio no está operando con normalidad. Solo para esta temporada, que termina en abril de 2020, se han programado 29 cruceros que en el contexto de hoy podrían peligrar su llegada. Esperamos que la operación vuelva a la normalidad y no perder algo que nos costó tanto y que ha generado una serie de beneficios en la comuna y en la zona”.

Concesionarios

En los concesionarios de San Antonio admiten que la situación es compleja en un mercado en que las líneas navieras, cada vez con más contundencia, no toleran los conflictos en los terminales y, por lo mismo, no tienen problemas en desviar naves a otros puertos.

Es lo que pasó estos dos últimos días en que mientras San Antonio estuvo totalmente parado, en Valparaíso, el concesionario Terminal Pacífico Sur (TPS) ha atendido buques portacontenedores que fueron derivados desde San Antonio.

Desde San Antonio Terminal Internacional (STI, señalaron que “el paro ha implicado el desvío de algunos buques y la reprogramación de otros, lo que ha impactado en los volúmenes. Ya está programada una reunión de diversos gremios, incluidos los portuarios, con el gobierno y esperamos que ese diálogo permita avanzar y evitar nuevos paros que perjudican a toda la cadena productiva y a los propios trabajadores”.

Sobre este mismo tema, fuentes de DP World San Antonio explicaron que “entre octubre y noviembre hemos perdido el 25% del movimiento normal de ese periodo. Las navieras y los cruceros requieren certezas y si no las tienen, no vienen”.

Además, en este último concesionario recalcaron que “las paralizaciones de los servicios públicos están afectando el comercio internacional porque los trámites se están demorando mucho más.

Respecto a lo que pueda pasar en 2020 con la industria naviera, en DP World señalaron que “todo depende de si en San Antonio somos capaces de dar certeza de buena atención a navieras y cruceros y de si la situación del comercio internacional de nuestro país se estabiliza”.

Sindicatos dispuestos a pagar el costo

El presidente del Sindicato Sicosemm, Jorge Rematales, dijo, ayer, que los trabajadores portuarios están dispuestos a pagar el costo que implica apoyar las demandas expuestas por la Mesa de la Unidad Social. “Todas las movilizaciones llevan a que los empresarios tengan una pérdida”, dijo junto con hacer un llamado al Gobierno a dar una respuesta a lo que han planteado los representantes de la comunidad.

Añadió que los empresarios son culpables de lo que ocurre en el país, ya que, según él, “en estos últimos 30 años han corrompido al Congreso para saquen las leyes a favor de ellos”. Así también, advirtió que si no hay soluciones, el próximo paro nacional de los portuarios será de tres días y así también cuatro o cinco.
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más en soysanantonio.cl