Regresar a soychile
  • Autos - san-antonio
  • Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

San Antonio: “Amasandería popular” busca aportes para continuar con su obra social

José Salgado

Por muchos meses este proyecto se ha dedicado a hacer entrega de pancito calientito a todo aquel que lo necesite, logrando mantenerse hasta nuestros días gracias a los aportes y a la cooperación voluntaria.

Surgió en un principio como una iniciativa solidaria y humanitaria que tenía como fin ir en ayuda de las personas y familias de la ciudad puerto que lo estaban pasando muy mal a causa de la emergencia sanitaria del covid-19.

No fue hasta julio del 2020 que los deseos de ir en auxilio de los más necesitados se concretizaron gracias a la creación de la “amasandería popular” de las Planicies de Bellavista, un proyecto que surgió gracias a la unión, el trabajo y el esfuerzo brindado por la comunidad religiosa de la capilla Nuestra “Señora de Guadalupe” y la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco) de la Municipalidad de San Antonio.

Por muchos meses este proyecto se ha dedicado a hacer entrega de pancito calientito a todo aquel que lo necesite en aquel sector, logrando mantenerse hasta nuestros días gracias a los aportes y a la cooperación voluntaria realizadas tanto por personas anónimas como por la misma municipalidad.

Así lo comunico la hermana “Verónica” de la “Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y de María” de la capilla “Nuestra Señora de Guadalupe” quien indicó en diálogo con Diario El Líder que “desde hace mucho tiempo que estaba sin ser utilizada esta panadería en nuestras instalaciones. A causa de la pandemia, fue que pensamos en cómo ayudar a la comunidad a través de ésta. Fue así que tras varias conversaciones con el municipio acordamos finalmente que retomara su funcionamiento”.

La religiosa relató que “esto se hizo en un principio en conjunto con la municipalidad. Nos dijeron que colaborarían en la entrega de insumos para el pan, además de que nos aportaron un panadero y dos ayudantes. Al comienzo el pan se ofrecía mediante un aporte voluntario, sin embargo, debido al alto costo que significaba mantener esta obra, es que se acordó ponerle un precio. Actualmente vendemos 20 panes en mil pesos y 10 en quinientos pesos”.

La hermana “Verónica” comenta que “gracias a esta iniciativa hemos podido ayudar a mucha gente, no solo habló del sector de acá, sino también de otros lugares de la ciudad puerto. La gente de las tomas viene también a comprar su pancito y nosotros se lo entregamos con mucho gusto. Son varias las personas a las que hemos ayudado”.

Pese a estas buenas acciones, la religiosa comenta que en la actualidad la “amasandería popular” ha empezado a sufrir una cierta crisis debido algunas complicaciones externas a su jurisdicción.

“Con los aportes de la municipalidad y de los voluntarios anónimos podíamos comprar antes los insumos para mantener la panadería, no obstante, la municipalidad anunció que si bien seguirá apoyándonos con esta obra a futuro, la cooperación sería algo mínima debido a algunos problemas. De hecho, los dos ayudantes que tenía el panadero se irán el próximo mes de octubre”, expuso.

-¿Y qué pasará con el panadero?

-Cuando nos dijeron que los dos ayudantes no seguirían, solicitamos que el panadero se mantuviera, lo que finalmente se logró. Sin embargo, a causa de esta situación es que ahora estamos solicitando aportes para que esto continúe, porque de que va a seguir va a seguir pero de una manera y administración distinta.

La hermana “Verónica” expresó que “nuestra congregación y el grupo de solidaridad cristiana de Laicos Ravascos, una organización unida a nosotras, vamos a seguir con la amasandería, porque no queremos que esto se pierda. Es mucha gente la que necesita de nuestra ayuda. Varias familias, niños, adultos, jóvenes y abuelitos se han beneficiado con esta obra y es por ello que queremos que siga”.

Rosa María Cerda, profesora e integrante del grupo “Laicos Ravascos”, se unió a las palabras expresadas por la hermana “Verónica”, agregando que “nosotros estamos encantados de continuar con este proyecto, pero necesitamos también aportes para poder mantenerlo. Es por ello que queremos que también la gente se sume y nos apoye en mantener esta amasandería. Por ejemplo, estamos necesitando ahora harina, manteca, levadura y gas”.

Finalmente, Cerda dijo que “en esa línea queremos agradecer de todo corazón a las personas anónimas que en el pasado nos hicieron llegar sus valiosos aportes para la fabricación del pan. También queremos dar nuestros agradecimientos a la administración de la municipalidad anterior de don Omar Vera por todo el apoyo que nos otorgó en este tiempo, como también su entrega y colaboración a este proyecto”.

“Hacemos la invitación a las personas de buena voluntad, que les nace hacer el bien, a nos puedan ayudar con esta amasandería y que Dios lo recompense abundantemente en su infinita misericordia, porque son las buenas acciones las que enriquecen el amor y la humanidad de las personas”, concluyó la hermana “Verónica”.

Para las personas que deseen cooperar en esta humanitaria causa, ya sea con insumos o con alguna contribución voluntaria, pueden hacerlo contactándose a los números 352239918 y +5698758 9245, o concurriendo personalmente a la capilla “Nuestra Señora de Guadalupe” ubicada en la calle Nueva Bruselas 1040. Para colaboración monetaria pueden depositar en la Cuenta Rut de Banco estado número 24.063.518-6 y a nombre de Verónica Yumani Bazán.

Más noticias

Más en soysanantonio.cl