• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Impacto de la educación financiera en las pymes

Habilidades como buenas prácticas de contabilidad, la capacidad de aprovechar activos para la inversión, la competencia en la gestión de crédito, entre otras, son fundamentales para el crecimiento de una pequeña y mediana empresa.

De acuerdo a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) la educación financiera es el proceso por el cual los consumidores/inversionistas mejoran su comprensión de los productos financieros, los conceptos y los riesgos. Así, a través de información, instrucción y/o el asesoramiento objetivo, desarrollan las habilidades y confianza para ser más conscientes de los riesgos y oportunidades financieras, tomar decisiones informadas, saber a dónde ir para obtener ayuda y ejercer cualquier acción eficaz para mejorar su bienestar económico.

Se trata, entonces, de una herramienta de información que permitirá desarrollar capacidades de administración de recursos, ya sea que provengan del hogar, de sueldos o de ingresos por emprendimientos personales o familiares (Pymes), de acuerdo a Ninfa Willans Muñoz, encargada de investigación y académica del Departamento de Ingeniería Comercial de la Universidad de Antofagasta.

“La importancia radica en entender cómo la administración efectiva de estos recursos genera retornos sobre la inversión y/o capital involucrado al iniciar una Pyme, sobre todo, comprender fuentes de financiamiento y usos que desarrollen de mejor manera el emprendimiento, analizando los costos y beneficios que garanticen la estabilidad económica de una familia”, asegura Willans.

BENEFICIOS

El grupo de trabajo de Pymes del Foro de Cooperación Económica de Asia Pacífico (APEC), asegura que a través de los programas de educación financiera se logra adquirir las habilidades necesarias para hacer rentable y dinámico un proyecto empresarial.

Mencionan como habilidades financieras clave buenas prácticas de contabilidad, la capacidad de aprovechar sus activos para la inversión, la competencia en la gestión de crédito, entre otras, con lo cual se logra no solo la supervivencia, sino también el crecimiento de cada Pyme.

Según el organismo, al tiempo de otorgar habilidades para una mejor gestión, la educación financiera constituye un componente clave a la hora de enfrentar uno de los desafíos más recurrentes, el acceso al financiamiento.

“Educarnos financieramente, genera y conlleva a la disciplina y, por lo tanto, a tomar mejores decisiones financieras por parte de las personas y las familias. Como resultado, se llega a un mejor funcionamiento del sistema financiero en su conjunto. Es decir, entender cómo, cuándo y dónde activo mis deudas (pasivos)”, asegura Ninfa Willans.

PLAN DE PRESUPUESTO

La académica de la Universidad de Antofagasta, Ninfa Willans, hace énfasis en algunos conceptos y advierte que no se debe perder de vista que la planificación presupuestaria solo está pensada para un período específico de tiempo y válido solo para las condiciones y supuestos planteados en su formulación. Por lo mismo, debe ser flexible y adaptarse al entorno para que se cumplan todas las actividades planificadas que representan costos, gastos, inversiones e ingresos.

“Las inversiones deben planificarse en función del crecimiento proyectado del negocio. Los activos deben generar ganancias y cada inversión debe transformarse en ganancia”, concluye.

Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más de regiones