• Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Consejos para planificar tu negocio

Ejercer un liderazgo motivador, saber cuándo y cómo invertir, son piezas claves para asentarse firmemente y crecer con riesgos controlados.

La correcta y exitosa gestión en una empresa, comienza con una buena planificación, lo que en primer lugar significa hacer un monitoreo del entorno, tanto del mercado, la industria y de la empresa propiamente tal. “Una herramienta para hacerlo es el análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas). Teniendo este listado podremos identificar, por ejemplo, qué fortalezas ayudan a aprovechar las oportunidades o cuáles son las debilidades que pueden afectarme, dadas las amenazas del mercado”, asegura Sebastián Uriarte, académico de la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Dentro de los muchos aspectos que son críticos, además, destaca una contabilidad en que mantenga un flujo de caja que asegure el capital de trabajo necesario para la operación de la empresa. “Un equipo de trabajo de confianza y capacitado para las labores propias de la empresa y la constante innovación de productos o servicios en busca de crear y mantener una ventaja competitiva sostenida son otros factores críticos”, asegura.

Jorge Herrera, académico de la Escuela de Administración de la Pontificia Universidad Católica, en tanto, resalta la importancia de saber focalizarse en lograr dos o tres metas en el año, con excelencia, sin perder la flexibilidad para responder a los cambios de mercado. “Siempre nuestra capacidad de asumir tareas será menor que la cantidad de buenas ideas. Está demostrado que cuando te concentras en más de tres ideas, logras mucho menos. Aunque sea un centímetro, cada día debemos intentar avanzar en una de nuestras metas críticas”.

Aclara que el liderazgo de quien funda o encabeza la máxima gerencia es lo que tiene el mayor impacto en la gestión y que en las etapas iniciales de una empresa, quien ejerce dicho liderazgo necesita hacer especial énfasis en el sacrificio y esfuerzo que esto implica para cada uno. “Aquí es clave poder definir un propósito de empresa, lo que permite darle un sentido de trascendencia al trabajo”.

INVERSIONES Y AHORRO

Evaluar la rentabilidad, tiempo y riesgo son tres factores necesarios a la hora de invertir en el negocio y hacerlo crecer. “La decisión de inversión de una empresa va de la mano con la proyección de ventas, el monto que se debe invertir, el riesgo y la rentabilidad que se espera de ella. Si esta rentabilidad es atractiva comparada con el riesgo de realizar la inversión, entonces podría ser una buena decisión jugar esas fichas, si no, esperar ahorrando para una próxima oportunidad de negocios”, enfatiza Uriarte.

Para financiar estas inversiones, una posibilidad es hacerlo a través de la deuda (instituciones financieras) o bien de fondos públicos o inversionistas, y aquí “uno de los aspectos centrales será la innovación, ya que estas instituciones buscan propuestas de valor atractivas y disruptivas”, asegura.

Por otro lado, Herrera comenta que, en la etapa de crecimiento, el ideal es conseguir inversiones ángel, fondos de inversión, crédito bancario, mientras que en la de expansión y desarrollo, es posible acceder a inversión de fondos de capital o un socio estratégico, entre otros. “Ahorrar es una importante fuente de financiamiento, pero es tan rápida como rápida sean las ventas. O sea, crece a la velocidad que crecen las utilidades retenidas. Por ello, si se desea crecer a una velocidad diferente a la que se ha venido creciendo, el ahorro no es una alternativa muy eficiente”, enfatiza el académico de la UC.

Otras opciones de financiamiento son el leasing, factoring, el crowdfunding o préstamos peer-to-peer y, finalmente, capital propio. “La recomendación es no incorporar nuevos socios a la empresa en las etapas muy iniciales, porque se puede perder participación en la propiedad”, sugiere Herrera.

Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

Más de regiones