• Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

La importancia de una sana estructura financiera

Cotizar siempre distintas alternativas de financiamiento e igualar los plazos de pago son algunas medidas necesarias para mantener el negocio funcionando a buen ritmo.

Entendida la estructura financiera en simples términos como la relación entre el capital y los pasivos, se podría decir que, independientemente del tamaño, aplica a todas las empresas. Pero no es tan así. Las de gran tamaño -a diferencia de las Pymes-, “tienen generalmente más acceso al crédito (pasivos) y a un costo mucho menor, además de mejores oportunidades de inversión (un costo de oportunidad más alto), de modo que debieran tener una mayor proporción de pasivos que las pequeñas empresas”, asegura Nicolás Nardecchia, gerente corporativo de Acción Emprendedora.

Según el especialista, la estructura financiera va a depender del costo de endeudamiento y el costo de oportunidad -proyectos alternativos-, lo que en el caso de las Pymes dependerá de su acceso a las distintas fuentes de financiamiento ya que, si no tiene acceso a deuda, solo podrá financiarse con capital propio.

Felipe Jara, director de Innovación y Emprendimiento de Inacap, explica que el apalancamiento -nivel de deuda respecto de los activos de una empresa- es mayor en las pequeñas empresas y, en ocasiones, está menos controlado, por lo que se manejan en un escenario más complejo, trabajan muy en el límite. “Las Pymes se ven enfrentadas a flujos financieros muy acotados en el corto plazo, a diferencia de la gran empresa que tiene un poco más de holgura para enfrentar las desviaciones de caja”.

CONSEJOS PRÁCTICOS

Realizar un buen análisis de la estructura financiera para mantenerla sana es un ejercicio que requiere rigurosidad y Nardecchia explica que pasa por cotizar siempre distintas alternativas de financiamiento, tratar de utilizar la deuda como un mecanismo de liquidez, por ejemplo, al pedir un crédito para realizar compras al por mayor para acceder a algún tipo de descuento, en lugar de hacer comprar unitarias día a día.

“El peor escenario, es tener un problema de insolvencia y no reconocerlo. Eso nos llevará a seguir y seguir endeudándonos para tener liquidez inmediata, que finalmente se utilizará para pagar cada vez más intereses hasta que llegue un punto en que la situación sea insostenible. Por eso es fundamental una buena planificación financiera, que debe ser lo más simple posible para que sea útil”, enfatiza el especialista.

Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

Más de regiones