• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

"Clavito" pasa la cuarentena en Rancagua: "En Santiago corría más riesgo, son todos porfiados"

Leo Riquelme

El carismático entrenador reconoce que el Covid-19 le asusta. Critica a los jugadores jóvenes. Defiende a Paredes, pero le reprocha al plantel de Colo Colo la actitud en el conflicto salarial. "Hay gente que está comiendo en ollas comunes, que está desesperada".

Con 79 años, Hernán Godoy, emblemático entrenador del fútbol chileno, símbolo de Santiago Morning, pasa los días de cuarentena en casa de una de sus hijas, en Rancagua, junto a su esposa Juanita.

"Me entretengo barriendo, sacando las hojas, limpiando el jardín... la casa es grande. Veo películas y he visto partidos del Mundial del '62. Acá estoy tranquilo, porque en Santiago hubiera corrido más riesgo, porque allá son todos porfiados, han hecho fiestas, bailes, no respetan la cuarentena, salen como si nada. No son personas serias", dice "Clavito".

¿Le da susto esto que está pasando en el mundo?

¡Naturalmente! Estamos todos preocupados de cuándo van a inventar la vacuna. Hoy escuchaba que en Italia muchos ancianos murieron y nadie los reclamaba porque no tenían familia.

¿Le afectan estas noticias? Usted es del grupo de riesgo.

Sí, pero en la casa todos nos cuidamos.

Dice que vio el Mundial del '62 que transmitió el CDF. ¿Cuál fue el que más le gustó?

El de Chile ante Italia, cuando Leonel (Sánchez) noqueó a (Mario) David. Yo jugaba entonces en La Serena y fui a Santiago a ver ese partido.

¿Coincide con quienes han dicho que esos partidos antiguos han servido para que las nuevas generaciones se den cuenta que el fútbol chileno no nació con Marcelo Bielsa?

Exactamente (...) Yo alcancé a estar con (Fernando) Riera, con (Luis "Zorro") Álamos. Antes siempre existió respeto por los técnicos, ahora no hay respeto... en la actualidad no respetan la edad, la experiencia, como sí hacen en China, en Europa, donde al entrenador de más edad se le llama "Míster"... o como los uruguayos, que respetan a (Óscar Washington) Tabárez.

¿Acá los jugadores no respetan a los DT experimentados?

Los dirigentes y muchos jugadores también. Yo en eso soy muy disciplinado: al que me falla, que no está en la cancha a las 8 de la mañana, el que no cumple, yo lo separo. Hay chicos que no se cuidan, que creen que lo tienen todo porque ganan más dinero que el que ganábamos antes nosotros.

¿Le da la impresión de que el joven ha perdido humildad?

Exactamente. Hoy el jugador debuta, juega dos o tres partidos y desaparece. ¿Y por qué? Porque no se preocupa de su vida privada, no duerme, come comida chatarra, sale con la polola por los malls, se lo llevan todo el día caminando por los malls y no descansan.

Hoy, en Colo Colo por ejemplo, hay un conflicto por las rebajas de los sueldos. ¿De qué lado está usted?

El jugador tiene un contrato y está bien, hay que respetárselo; pero vino este problema mundial y hay gente que no tiene sueldo, que está comiendo en ollas comunes en los barrios más pobres, gente que está desesperada. Está bien que el jugador haya reclamado... pero fueron demasiado tirantes, les faltó ser más humildes. Ha faltado humildad, pues, ¡si los jugadores ganan como 20, 30 millones de pesos mensuales!.

Pero no todos ganan eso... aunque claro, quienes lideran los reclamos son quienes ganan eso, ¿no?

A (Esteban) Paredes yo lo tuve, lo conozco. Paredes está representando como capitán al grupo, pero cuando él estaba en México y su señora no se quiso ir, renunció a la mitad de su sueldo y se vino. Entrenaba conmigo en el "Chago" Morning. Es muy humano, ofreció 10 millones a los compañeros si subíamos a Primera, todos los días entrenaba, mandaba 100, 200 empanadas, un asado...

¿Qué cree que le pasó ahora? Él es el más golpeado por esto.

Porque es el capitán, el líder, pero también hay jugadores que... por ejemplo si hubiera estado Charles Aránguiz, le apuesto que dice: "Yo renuncio a la mitad de mi sueldo". Hay casos y casos... los argentinos no van a querer bajarse un peso. Al final muchos van a salir perjudicados porque les van a rescindir el contrato.

Ya mirando el medio, y no sólo a Colo Colo, ¿no le llama la atención que siempre que se hable de referentes aparezcan extranjeros y no chilenos?

El problema es que en Chile el cupo de extranjeros es mucho. Deben jugar dos o tres pero de buena calidad, para que los chicos aprendan, imiten. Si hay cinco extranjeros, más un técnico argentino, tienen el sartén por el mango porque el representante pone a los jugadores y después buscan al técnico... un técnico que se preste para lo que ellos quieren. Yo no estoy de acuerdo con los representantes. ¡Nunca he tenido representante! Y es porque no acepto que ellos hagan el equipo y que me pongan como títere en el camarín.

¿No afectó su carrera no tener un representante que lo fuera colocando mejor?

A lo mejor, pero yo tengo mis principios. Lo que pasa es que hoy no hay respeto en el fútbol ni en montones de cosas. Un niño a los 15, 16 años trata mal al papá, a la mamá y se manda a cambiar.

¿El fútbol entonces es un reflejo de la sociedad?

Sí, no hay respeto por nada.

No se ve retirado

Con más de una treintena de planteles dirigidos y encaminándose a las ocho décadas de vida, Hernán Godoy asegura que no está retirado. Recuerda que tiene una escuela de fútbol con sus nietos, que tiene estudios en Europa, experiencia en todas las divisiones y avisa que si algún dirigente lo quiere en su club, que lo llame. "Pero si me viene a hablar un representante, no. Yo no le voy a dar el 50% que va a pedir por mí. Yo los odio, ya te lo dije".

Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

Más de regiones