• Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

La ANFP no quiere parecer "una actividad privilegiada"

Gerente reiteró que la vuelta el 31 de julio debe ser aprobada por las autoridades.

En uno de los pocos acuerdos al que han podido llegar todos los presidentes del fútbol chileno, la noche del lunes aprobaron que la vuelta del fútbol criollo sea desde el viernes 31 de julio para aprovechar también el primer fin de semana de agosto. Suena a el plazo ideal por las autoridades y que calza con los tiempos mínimos que necesitan los clubes para retomar las capacidades físicas. Pero ayer volvieron a reiterar que la fecha podría sufrir modificaciones de parte de las autoridades.

"Esta fecha está supeditada a las autorizaciones de la autoridad sanitaria, no queremos aparecer como una actividad privilegiada o por sobre la salud pública. Si tenemos esas autorizaciones podrá volver", dijo Rodrigo Robles, gerente de competiciones de la ANFP.

También explicó cómo será el trabajo de protocolo de ahora en adelante considerando que los clubes deben organizar entrenamientos, y después eventuales viajes para visitar a rivales. "Son actividades multidisciplinarias, con actividades complejas, como son el retorno a los entrenamientos, el retorno a las competencias que tienen sus protocolos en función de los viajes, de la concentración de los equipos y en el estadio mismo", agregó.

Robles también destacó que, pese a que cada situación es diferente, en el continente todos los países están buscando una fecha similar para el retorno a jugar. "La situación sanitaria es muy individual en cada país, algunos están supeditados a la evolución sanitaria. Uruguay va a ser todos los controles en el (estadio) Centenario, en Asunción van a estar todos juntos".

Trabajo en Colo Colo

Ariel Palena, preparador físico de Colo Colo, también habló de los plazos que se manejan para el retorno y lo que todo esto ha significado para los jugadores. "Nosotros pensábamos que el 8 volvíamos a entrenar. Ahora pensamos que a fin de mes. Hay que ver si esta curva nos permite eso. Serían cuatro semanas para jugar el 31 de julio. Desde el último juego serían 4 meses. Hay perdida de fuerzas, composición corporal", dijo a radio ADN.

Sobre la situación de los jugadores, enfrentados con ByN por los sueldos, dijo que "le enviamos los ejercicios a los futbolistas y de ahí en más tuvimos que seguirlos y después se cortó ese contacto".

Más noticias

Más de regiones