• Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Bayern Munich humilló a Barcelona: lo goleó 8-2 y avanzó a las semifinales de Champions

Pamela Serey A.

El duelo ante los alemanes tuvo al volante chileno Arturo Vidal como titular. El equipo culé se encontró con un rival intenso, preciso y que no dio ningún espacio.

Nocaut. Así quedó el Barcelona en el duelo por los cuartos de final de la Champions League, con Arturo Vidal como titular todo el encuentro. El equipo alemán no les dio respiro. Abrió la cuenta cuando apenas se jugaban 4 minutos gracias al tanto de Thomas Müller, en una alegría que duró poco pues a través de un autogol de David Alaba los culés ponían la igualdad.

Pero de ahí en adelante el Barcelona no pudo, el Munich fue superior en todas las líneas y así lo demostraron en el marcador. Aumentaron Perisic, Gnabry y otra vez Müller y todavía quedaban 13 minutos de la primera fracción.

Arturo Vidal se vio intentando defender en todas partes del campo, pero la superioridad futbolística de los alemanes fue insuperable. Un equipo preciso, efectivo presionando en tres cuartos de cancha la mayoría del tiempo que se fue merecidamente al descanso ganando por 4-1.

En el segundo tiempo, Quique Setién intentó levantar al equipo sacando a Sergi Roberto y colocando a Antoine Griezmann, a quien había dejado afuera para poblar el medio campo con el objetivo de contener al Bayern, esquema que a la luz del marcador del primer tiempo, no le dio resultado.

Los alemanes continuaron con la misma intensidad y rápidamente pudieron aumentar la diferencia, pero el tanto de Robert Lewandowski a los 52 fue anulado por offside. Aún así, el Barcelona no se daba por vencido y tres minutos más tarde acortaba la distancia con un tanto de Luis Suárez.

No alcanzaron a recuperar la moral los catalanes, cuando a los 62 el Munich nuevamente mostró su categoría y puso el 5-2. En una notable jugada Alphonso Davies superó al lateral Nelson Semedo y lo dejó como estatua por izquierda dejando solo a Kimmich al centro del área.

Pese a los minutos y al marcador el Bayern seguía buscando más y más goles. Fue así que Lewandowski aumentó la distancia a los 82’ y Coutinho, ex jugador del Barcelona, a los 85' y los 89' para un marcador final de 8-2, una goleada que seguramente en Barcelona no olvidarán.

El volante nacional, en tanto, terminó siendo amonestado con tarjeta amarilla por una discusión con el árbitro.

Diario Sport, el medio partidario del Barcelona calificó el duelo como una “pesadilla”. “El ridículo es tan espantoso que a la hora de analizar los errores no sabrán ni por dónde empezar. Cambio de ciclo, sí. Pero eso conlleva algo que va mucho más allá”, escribieron en su relato del partido.

Las críticas apuntaban directamente a Setién. “La cara de Setién es un poema en estos últimos minutos. No ha sabido contrarrestar el potencial y la motivación de su rival esta noche. Obviamente no es el único culpable, pero sabe que podría estar viviendo sus últimos minutos como técnico del Barça”, advirtió el medio.

Tendencia en Facebook

Más noticias

Más de regiones