• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Unánime: el Comité de Ministros rechazó HidroAysén

Revocaron la Resolución de Calificación Ambiental del megaproyecto por considerar que tenía tres graves falencias. Endesa y Colbún, dueñas del proyecto, pueden apelar a los tribunales y el ministro de Energía afirmó que "(esta decisión) no compromete la política energética del gobierno, sino específicamente a un proyecto".

De forma unánime, el Comité de Ministros, encabezado por el titular del Medio Ambiente, Pablo Badenier, decidió rechazar el proyecto hidroeléctrico HidroAysén, por considerar que tenía graves falencias, en particular en relación a la mitigación y compensación de los habitantes de la zona.

El grupo, que se reunió a las 8:00 para revisar los 35 recursos de reclamación presentados contra la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del megaproyecto de generación eléctrica HidroAysén; acogió los reclamos y dejó sin efecto la RCA, por considerar que el proyecto tenía tres graves falencias: primero, porque no tenía un plan de relocalización como medida de compensación, segundo, por la inexistencia de cuantificación adecuada respecto al impacto en la hidrología con la creación de embalses y tercero, la "inconsistencia con respecto a la línea base declarada por el titular en fauna terrestre, lo que no permite cuantificar impactos ambientales" ni por lo tanto tampoco medidas de mitigación, compensación y reparación.

La decisión fue postergada por el gobierno de Sebastián Piñera por casi tres años, lo que a juicio de Badenier "daña la institucionalidad ambiental que creemos que estamos reconstituyendo". El Comité de Ministros además declaró ilegales todos los acuerdos tomados en el Comité del gobierno anterior.

El ministro de Energía, Máximo Pacheco, afirmó que los proyectos "no sólo de deben pensar bien sino ejecutarlos bien. Y este proyecto adolece de faltas importantes en su ejecuciónal no tratar con el debido cuidado y atención aspectos relacionados con las personas que ahí viven y que son impactadas por ese proyecto".

Además, llamó a la calma: "(Esta decisión) en nada compromete la política energética del gobierno, sino que se refiere específicamente a un proyecto" .

El proyecto se impulsó desde 2007 por Endesa Chile, filial de su homónima española y la generadora Colbún, los que tienen 30 días para apelar en el Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia.

El proyecto contemplaba crear un complejo de cinco centrales hidroeléctricas en los ríos Baker y Pascua, en la austral región de Aysén, para producir unos 2.750 megavatios de electricidad. La inversión estimada alcanzaba a unos US$ 3.200 millones.

Ni Endesa ni Colbún se han pronunciado abiertamente sobre el tema y se han limitado a señalar que todas las autorizaciones obtenidas están "al amparo de la institucionalidad vigente y conforme a los más altos estándares internacionales técnicos y ambientales". Esto se contrapone con lo que dijo Michelle Bachelet antes de asumir La Moneda: "HidroAsyén nació muerto".

Tendencia en Facebook

Más noticias

Más de regiones