• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Hijo de "Cua Cuá" Hormazábal y la serie del Mundial: "Me preocupa que mi papá quede como un indisciplinado"

    Enrique Hormazábal Gutiérrez aclaró que el talentoso volante, que no fue a la cita donde Chile fue tercero del mundo, nunca estuvo en el desordenado Sudamericano de Lima que se mostró en la serie.

    Enrique Hormazábal Gutiérrez, hijo del talentoso volante de Colo Colo Enrique "Cua Cuá" Hormazábal salió a aclarar algunos detalles sobre su padre que aparecieron en la serie "62, Historia de un Mundial", que se estrenó ayer en TVN.

    En la producción, el talentoso jugador fallecido en 1999 fue interpretado por el actor Koke Santa Ana. Allí se mostró un episodio previo a la llegada de Fernando Riera (encarnado por Daniel Muñoz), y que mostró lo "desordenados" que eran los futbolista de aquel tiempo.

    En las escenas, Hormazábal aparece bailando y bebiendo en un bar durante el Sudamericano de Lima de 1957, esto en la previa de un encuentro importante, el que terminó en un resultado desastroso para la "Roja".

    Ante esto, Hormazábal Gutiérrez aclaró a LUN que su papá no estuvo en dicho equipo. "Él estaba lesionado, creo que fracturado tras un partido con Uruguay, así que ni siquiera viajó", expresó. El hombre vio la serie y la valoró, pero afirmó que "les faltó investigar un poquito".

    Por el comportamiento de "Cua Cuá" como deportista, afirmó que "él era un rock star. Era un pícaro, él se crió en el barrio Yungay, siempre haciendo tallas y le gustaba pasarlo bien. Lo que me preocupa es que mi papá quede como indisciplinado terrible porque no lo era. Él amaba el fútbol".

    Josefina Fernández, productora y guionista de la serie, afirmó que ellos sabían que Hormazábal no estuvo en aquel Sudamericano, pero que lo usaron "como un símbolo de su época, porque era el mejor. Es como si hoy usáramos al Mago Valdivia. Yo creo que lo dejamos como un buen jugador, parado en la hilacha, como Arturo Vidal".

    Hormazábal, quien fue considerado como uno de los mejores mediocampistas chilenos de la década de 1950 y 1960, siendo uno de los grandes ausentes de la cita mundialista donde el cuadro nacional quedó tercero. Sus diferencias con el estilo estricto de Riera lo terminaron alejando del equipo.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más de regiones