• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Tres mujeres denunciaron a Tito Fernández por supuesta secta que realizaba "sacrificios sexuales"

    "El Temucano" fue acusado de aprovechar su condición de maestro espiritual para abusar sexualmente de sus discípulas.

    Tres mujeres denunciaron al cantautor Tito Fernández por presuntamente liderar una secta llamada "Tallis", donde habría aprovechado su condición de maestro espiritual para abusar sexualmente de sus discípulas.

    En un reportaje publicado por The Clinic, las ex integrantes del supuesto grupo afirmaron que "El Temucano" las obligó a tener sexco con él durante las reuniones en el Centro Integral de Estudios Metafísicos, ubicado en Santiago.

    Una de las denunciantes señaló que llegó a la casa en 2009, buscando solución ante sus problemas en el trabajo. "Hice el ritual que recomendó y sentí que me funcionó bien, así que continué yendo. Era súper entusiasta. Anotaba todo lo que decía y trataba de aplicarlo", expresó.

    Con el tiempo "El Maestro", como presuntamente se hacía llamar el folclorista, la citó a ella y a otras mujeres a reuniones vía correo eléctrónico y les pedía favores sexuales como una forma de traspasarles su energía de "luz en el mundo".

    "Me dice que el trabajo consistía en que yo tenía que entregarle mi energía sexual al maestro. Recuerdo que sentí un frío enorme en mi cuerpo, pero no podía demostrarlo: ¡Él era el maestro!", expresó.

    El artículo mostró otro testimonio de una mujer que consideró a Fernández como "un padre". "Sentía que por contárselo, él prendía una vela y me iba bien. Yo lo quise un montón, como un padre, como mi maestro. Entendía que lo que pasó había sido un sacrificio espiritual y, después de eso, se convirtió en mi Tata, mi padre ausente", señaló.

    "A mí me nombró su asistente. Yo tenía que armarle el altar, como hacen las señoras en la iglesia: Traerle agua cuando él quisiera y ponerme al frente de la cadena de oración, que se hacía todos los miércoles. Nos tomábamos de las manos y cerrábamos los ojos, menos yo. Hasta ahí no había encuentros sexuales, pero él nos pedía que nos saludáramos de besos en la boca y que a las reuniones de Tallis fuéramos con falda. Entonces él se acercaba y pasaba una a una tocándonos la vagina", contó otra denunciante.

    "Él quería que yo, por ser bailarina, me sacara la ropa de algún modo sexy y a mí no me salía. No podía actuar. Y me violó. No tuvo ni un cuidado, ni un gesto cariñoso. Para él, nosotras éramos esclavas sexuales, nada más", relató otra de las víctimas.

    Las mujeres, que asistían a un motel de calle Ejécito con Toesca, debían mantener siete encuentros sexuales con él para quedar unidas por "el cordón azul".

    Las presuntas afectadas también agregaron que el músico amenazaba "gota a gota" a las integrantes del presunto grupo espiritual.

    El abogado de Fernández, Juan Carlos Sepúlveda, aseguró que "por el momento mi cliente no responderá preguntas sobre el caso".

    De las tres personas que entregaron su testimonio en el reportaje del semanario, dos de ellas presentaron denuncias por violación y la tercera lo hará en los próximos días.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más de regiones