• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Kevin Johansen: "La música es celebrar las diferencias; ahora estamos viviendo la ecuación del fascismo"

Carolina Collins

El argentino acaba de lanzar "Algo Ritmos", disco en el que reflexiona sobre la tecnología, el trap y el amor y en el que además de hacer un homenaje a Brasil junto a su amigo Jorge Drexler, revela que añora volver de carrete a los cerros de Valparaíso.

Kevin Johansen es amable y, antes de ponerse lentes oscuros, se disculpa: "No es que me haga el rockstar, pero me pongo las gafas porque me van a empezar a sacar fotos y no dormí la siesta". Llegó a Chile la noche del jueves pasado para promocionar "Algo Ritmos", el disco que acaba de lanzar y que espera venir a presentar dentro de poco.

Aunque mantiene rasgos característicos suyos, como el juego de palabras del título -algo que hizo en "City Zen" (2005), "Bivo" (2015) y "Mis Américas" (2016)- y la ironía con que llena de humor sus canciones, en su noveno álbum el estadounidense-argentino probó cosas nuevas. Una de ellas es que decidió separarse de la banda que lo ha acompañado por 18 años, The Nada. Pero no para siempre. Es una especie de "relación abierta".

"Con 'Algo Ritmos' dije 'voy a probar otra formación' después de 18 años con los The Nada, que son mis hermanos, y bueno por suerte fue como: 'dale, adelante'. Pero no está cerrada la puerta ni mucho menos. Siempre me gustaría seguir haciendo giras con ellos; ahora vienen los 20 años de 'The Nada', el disco, el año que viene, así que seguro vamos a hacer algo con ellos", dijo a hoyxhoy el viernes.

Otra variación respecto a sus discos previos es que en "Algo Ritmos" Johansen se volvió más intimista, más melancólico incluso. "Hay bastante de manifiesto amoroso, varias canciones de manifiesto respecto al amor", admitió. "Me planteaba: ¿qué es el amor hoy?, ¿qué es el compromiso con el otro?, ¿qué es la libertad del otro?, ¿qué es la empatía?, ¿cuál es esta lucha en la que estamos a veces con una pareja? De eso habla 'Cuentas Claras', de eso habla 'Tú ve'", agregó.

Pero mantienes tus juegos de palabras...

No puedo con mi ingenio o con mi falta de genio. "Algo Ritmos" es una suerte de signo de los tiempos también, me parecía una palabra interesante. Se podría haber llamado "aleatorio" también, que es una palabra que aparece mucho cuando uno pone el Spoti, porque estamos viviendo un momento muy aleatorio. Pero es una suerte de forma de decir también "este el signo que estoy viendo". Con la canción uno siempre está retratando el tiempo que estamos viviendo.

Apocalipsis ahora

El músico de 54 años colaboró con su amigo Jorge Drexler en "Mi querido Brasil", canción que homenajea a ese país y cuyo videoclip grabarán la próxima semana en Sao Paulo, junto a la cantante brasileña Maria Gadú. "Es una excusa linda para vernos las caras y hablar de cómo estamos viendo esto, cómo estamos mirando lo que hacemos y generando empatía ¿no? Porque la música también es celebrar las diferencias. Ahora estamos viviendo la ecuación del fascismo, que es miedo más ignorancia, que lo ves en Bolsonaro o en Trump", opinó.

¿Homenajear a Brasil hoy es un acto político?

Sí, de hecho lo hablamos un poco con Jorge y yo le traje el ejemplo de "Apocalypse Now", de Coppola, que están bombardeando con napalm Vietnam y suena "What a wonderful world" y la letra habla de "qué mundo maravilloso". Y creo que "Mi querido Brasil" tiene algo de eso: en un momento muy difícil de Brasil, bueno ¿qué es lo que a mí me genera Brasil? Aprendí gracias a la música brasileña muchas cosas de la música. Brasil representa para mí eso, "un amor de mil colores desde el ébano al marfil", como dice la canción, la diversidad. Y entonces lo que uno le agradece a Brasil es ese abrazo de diversidad y uno desea para Brasil que siga en ese camino.

En tu canción "Teletransportación" mencionas los cerros de Valparaíso ¿tienes un vínculo con la ciudad?

Me enamoré de Valparaíso una noche, una de las primeras veces que vine, y después de un recital de poetas y artistas y actores, me dijeron "ven vamos a la casa de no sé quién a mostrarte la vista de Valparaíso" y a tomar y emborracharnos e ir de carrete un rato, y bueno, me enamoré del espíritu bohemio de Valparaíso. Y en "Teletransportación" me acordé de esa noche de carrete y dije "bueno me gustaría teletransportarme".

Aunque nunca ha tenido prejuicios para pasearse por distintos géneros, en "Algo Ritmos" Johansen también hizo un viaje generacional al acercarse al trap, que conoce perfecto por sus hijos de 11, 15 y 21 años. "Me muestran 'escuchá esto papá' y a mí me encanta", contó. De hecho, en su Spotify, dijo, hay exponentes del trap argentino, como Paulo Londra, Duki y Ca7riel.

Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más de regiones