• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Lorenza Izza: "No lo podía creer cada vez que miraba para el lado y estaba Leonardo (DiCaprio) y al otro Brad (Pitt)"

Carolina Collins

La chilena interpreta a una actriz italiana en "Había una vez en Hollywood", el noveno largometraje de Quentin Tarantino que se estrena hoy. Acá habla de su paso por el set de una de las películas más esperadas del año y de su amistad con Margot Robbie.

A Lorenza Izzo todavía le parece una locura haber compartido set con Brad Pitt y Leonardo DiCaprio. Pero es real. Tan real como que la chilena de 29 años es parte del noveno largometraje del célebre director estadounidense Quentin Tarantino. Algo que ella admite, es un sueño cumplido.

En "Había una vez en Hollywood" Lorenza encarna a Francesca Cappuci, una diva del cine italiano que se casa con el personaje de DiCaprio, Rick Dalton, un actor que tuvo un momento de estrellato y que es acompañado en su camino para reanimar su carrera por su leal doble de acción, Cliff Booth (Brad Pitt). Sus vecinos son el director Roman Polanski y su esposa, Sharon Tate (Margot Robbie). De ahí que la película tenga como telón de fondo los asesinatos de 1969 de Charles Manson.

Actuar para Quentin

A Lorenza la llamaron apenas tres semanas antes del rodaje para hacer a la italiana. Pero ella no sabía más que tres palabras en italiano. Por eso, cuenta que se metió a clases intensivas "porque cuando se cumple un sueño, como lo es trabajar con Quentin Tarantino y Leonardo DiCaprio y Brad Pitt -que todavía me siento como ridícula, a todo esto, hasta el día de hoy- hay que estar preparada".

Cuenta que, en total, Tarantino grabó diez horas para "Había una vez en Hollywood". Por eso recuerda especialmente la premiere en el Festival de Cannes, donde se lució en la alfombra roja con un vestido corto negro. "No sabíamos quiénes de nosotros del elenco iban a quedar en el corte final, porque cuando Quentin edita la película es una, cuando uno la graba es otra, uno nunca sabe, especialmente en esta, que fue todo tan resguardado", dice.

"Me acuerdo que hasta Margot Robbie se me acercó y me dice 'Lorenza yo en verdad no sé si esté' y yo como 'mi amor, si es que alguien va a estar en esta película eres tú, así que tú tranquila'", rememora. "Así que quedé muy feliz con mis minutos en pantalla y que mi personaje tuvo su arco y su camino. Estoy muy contenta con cómo resultó todo. Me sentí muy bien", sentencia.

¿Cómo fue trabajar con Margot Robbie?

Quentin tiene una regla muy estricta en su set, no se permiten celulares, entonces eso generó algo muy rico para todos, porque de repente estábamos esperando para grabar y estaba yo en un círculo con Brad Pitt, Leonardo DiCaprio y Margot Robbie, entonces era como 'bueno, esta es la realidad hoy día'. Y conversando, con la Margot nos llevamos muy bien y pasó algo muy tierno. Estábamos hablando todo el día, estábamos en el aeropuerto, piensa tú que habían cerrado un terminal completo para la película, que yo era como 'esto de verdad no puede ser, yo en mis sueños más salvajes jamás me imaginé esta realidad' y estábamos ahí y de repente me pasa un papelito y me dice 'llámame'. ¡Y me había pasado su número! Y ahí fuimos a comer las dos, tuvimos una noche muy bacán y nos hicimos amigas. Es una tremenda actriz, tremenda mujer.

¿Y ser dirigida por Tarantino?

Él es un genio, un artista y una persona muy rica en el set, porque tiene una energía muy alta y se emociona mucho cuando hay una toma que le gusta. Trabaja contigo cercanamente, te acompaña mucho. Entonces yo estaba muy nerviosa en un principio porque es muy intimidante trabajar con tus dioses, por así decirlo, y es muy bacán que cuando llega la realidad y resulta que es una relación muy dinámica y de colaboración. Y está todo ahí. Cuando Quentin escribe un personaje y crea un mundo, no hay mucho que imaginar, te lo entrega todo, entonces es una persona tremendamente fácil con la cual trabajar. Tenemos una energía más o menos parecida, yo soy muy energética en el set, además tenía un personaje que era muy de altos niveles de energía, entonces hubo una cuestión muy buena en ese sentido.

¿Y trabajar con DiCaprio y Pitt?

O sea, como te lo imaginas y mejor. Los dos son tremendos profesionales, trabajar con ellos fue como una clase master en actuación. No me lo podía creer cada vez que estaba sentada y miraba para el lado y estaba Leonardo y miraba para el otro lado y estaba Brad y decía "esto es una broma", como que en verdad no lo puedo procesar. Y pasó algo muy choro. Como mi personaje era un poco ridículo, y la energía era un poco alta pudimos en verdad tirar mucho la talla y se relajó mucho más, por lo menos para mí, la energía en el set. Trabajar con ellos es, por un lado, súper normal, de verdad que son personas súper normales, como cualquier otro ser humano, con los mismos problemas que todos nosotros, y por otro lado, un sueño hecho realidad.

¿Tienes pensado visitar Chile pronto?

En diciembre, feliz, feliz.
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más de regiones