• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

"Ill. Final Contagium": el largometraje sobre una pandemia que se origina en Chile

Carolina Collins

El chileno Lucio Rojas dirigió una de las cuatro historias que integran esta coproducción sobre un virus que se propaga por el dinero.

La historia suena aterradoramente familiar: una epidemia mundial es causada por un virus que se transmite por vía aérea a través del contacto con el dinero. De eso se trata "ILL. Final Contagium", la cinta en que trabajó el chileno Lucio Rojas.

Se trata de una película de horror antológica, es decir, contada en partes, que es una coproducción entre Chile, Alemania e Italia, país desde donde provino la invitación a Rojas a dirigir uno de los cuatro capítulos del filme.

El realizador, detrás de películas del mismo género como "Sendero" (2015) y "Trauma" (2017), cuenta que el rodaje de "ILL. Final Contagium" fue en 2019 en Chile, Italia, Kosovo y Alemania.

La película comienza en Chile con la historia dirigida por Rojas, cuando un médico interpretado por Felipe Ríos, crea un virus mortal que se transmite a través del dinero. "Es muy parecido a lo que está pasando ahora", dice impactado el realizador.

El virus comienza a diseminarse por la codicia, hasta llegar a un apocalipsis en que, paradójicamente, sólo aquellos que tienen dinero pueden costear el antídoto. "Trata sobre una epidemia que es transmitida por la ambición de la plata y que al final sólo la plata puede salvarte pero sólo unos pocos pueden tenerla", resume el director.

"La película se conecta en un montón de aspectos a lo que pasa ahora; probablemente los países ricos son los que más van a soportar esto, cuando llegue a África yo no me quiero ni imaginar lo que va a pasar, si hay comunidades que no tienen agua", reflexiona.

"Es como una premonición", dice, por su parte, Felipe Ríos sobre el filme.

Una historia italiana

La idea original de la película vino de Italia -el país más golpeado por la crisis actual- desde donde reclutaron a Rojas, al alemán Kai E. Bogatzki y los italianos Domiziano Christopharo y Lorenzo Dante Zanoni, para que dirigieran las cuatro partes. El pie forzado era que la cinta homenajeara al cineasta David Cronenberg, uno de los mayores exponentes del horror corporal, y que se tratara sobre un virus transmitido por el dinero.

Interés del streaming

Por estos días la cinta debía comenzar su recorrido por festivales internacionales, pero debido a la pandemia por el Covid-19 todos han sido suspendidos. Sin embargo, Rojas cuenta que lo han contactado distribuidoras de distintos países y desde plataformas de streaming para estrenarla, por su vínculo con la contingencia. "Eso nos hizo ver qué duro es saber que como siempre la realidad supera a la ficción, por más que uno extreme las idea fílmicas y le ponga harta imaginación", dice.

Tendencia en Facebook

Más noticias

Más de regiones