• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Kanye finalmente se disculpó con Kim Kardashian por revelar en el lanzamiento de su campaña presidencial que casi abortan a su hija

Una compleja semana, que incluyó acusaciones de West a Kardashian de querer internarlo por su situación de salud mental, un supuesto brote bipolar, e incluso una amenaza de divorcio, terminó en las disculpas del cantante a su esposa, compartidas el día de ayer a través de su cuenta de Twitter.

Por si el proceso político estadounidense no fuera ya lo suficientemente estrafalario, la reciente candidatura presidencial del músico Kanye West ha agregado una importante cuota de confusión y complejidad.

Hace una semana el artista realizó una desconcertante asamblea en Carolina del Norte con el objetivo de dar comienzo a su campaña, mostrando abruptos cambios de ánimo y señalando afirmaciones que fueron duramente cuestionadas, sobre todo algunas críticas a referentes contra la esclavitud, como el ícono Harriet Tubman y quien pronto se convertirá en el rostro de los billetes de 20 dólares, mujer esclava que huyó, alcanzó la libertad y volvió para rescatar a su familia y decenas de otros esclavos en las plantaciones del sur estadounidense.

Pero no fue por aquello por lo pidió disculpas Kanye, sino que por un particular momento que se viralizó globalmente, cuando la estrella del rap se descompensó vertiginosamente al recordar que casi había abortado a una hija de él y de la estrella televisiva Kim Kardashian.

Tras el evento, y durante esta semana, West atravesó por un supuesto episodio bipolar y durante dos días escribió en su cuenta de Twitter decenas de mensajes que luego borró. En ellos decía entre otras cosas que Kardashian había intentado "encerrarlo" con médicos y, finalmente, que estaba intentando divorciarse de ella.

Por su lado Kim Kardashian pidió "compasión y empatía" hacia la salud mental de su marido: "Él es una persona brillante y complicada (…) Aquellos que somos cercanos a Kanye conocemos su corazón y entendemos que sus palabras a veces no se alinean con sus intenciones".

Finalmente pasaron los días y recién este sábado, el ahora político, usó su cuenta de Twitter para referirse definitivamente al tema, y pedirle disculpas a su señora, escribiendo que "Me gustaría disculparme con mi esposa Kim por hacer público algo que era un asunto privado. No la cubrí como ella me ha cubierto a mí. A Kim le quiero decir, sé que te he hecho daño. Por favor, perdóname. Gracias por estar siempre ahí para mí”.

Acorde a lo indicado por el medio TMZ, mientras West estuvo esta semana en su rancho de Wyoming, Kardashian permanecíó con sus cuatro hijos en Los Ángeles, recibiendo visitas de varios personajes del mundo del entretenimiento como Justin Bieber y Dave Chappelle.

Tendencia en Facebook

Más noticias

Más de regiones