• Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

Los últimos días de los Beatles según Peter Jackson llegan con "Get Back"

Carolina Collins

El director tuvo acceso a un exclusivo material audiovisual, compuesto por más de 100 horas de metraje que nadie vio por 50 años, para llevar a cabo la miniserie documental que se estrena hoy en Disney+.

Aunque se avecinaban tensiones y su separación definitiva, los integrantes de The Beatles sí se divirtieron en sus últimos días como banda. Eso es lo que plasma "The Beatles: Get Back", la esperada miniserie documental realizada por el ganador del Oscar Peter Jackson, que se estrenará en tres entregas hoy, mañana y el sábado por Disney+.

La miniserie fue realizada por el director neozelandés, conocido por la trilogía de "El señor de los anillos", a partir de más de 60 horas de filmaciones y 100 horas de material de audio de las sesiones de grabación de la banda a lo largo de tres semanas de enero de 1969.

Todo ese material había permanecido guardado en las bóvedas de Apple Corps., la compañía que maneja todos los intereses creativos y de negocios de Los Beatles. Un registro histórico al que nadie tuvo acceso durante 50 años y que originalmente fue registrado con el propósito de producir un especial de televisión en vivo que nunca salió a la luz y que fue filmado por Michael Lindsay-Hogg, autor del documental de 1970 "Let It Be".

Tras recibir el material, Peter Jackson quedó impresionado por su valor histórico, y en medio de la pandemia por el covid-19, decidió sumergirse en él para producir esta esperada serie que muestra a Paul McCartney, Ringo Starr y los fallecidos John Lennon y George Harrison en momentos de intimidad y en un clima de alegría que nadie hubiera imaginado para los días en que se sitúa el documental.

Días de creatividad

"Get Back" transcurre en un contexto muy particular, en que el cuarteto de Liverpool se encuentra en un proceso creativo, intentando dar con 14 nuevas canciones, y preparando su primer concierto con público después de dos años alejados de los escenarios por decisión propia. Meses después la agrupación se separaría. Esto último, reveló el propio Jackson, supuso un dilema para él, no como director, sino como fan de los Beatles, ya que no quería ser el autor del documental sobre el quiebre de una de las bandas más importantes de la historia contemporánea.

Sin embargo, fueron las mismas imágenes las que los convencieron, puesto que vio a los músicos en escenas alegres, interactuando entre ellos de manera emotiva. "No creo que haya otro período de tres semanas en la historia de Los Beatles que sea más prolífico y creativo que este. Así que en vez de verlo como el triste momento de ruptura de Los Beatles, que tuvo como resultado malas grabaciones, en realidad es uno de los períodos más frenéticos de composición, ensayo y grabación que tuvieron", dijo Jackson.

En total fueron cuatro años de trabajo exhaustivo para llevar a la pantalla con la mejor calidad técnica, el que probablemente será el documental definitivo de los últimos días de la banda más célebre del mundo.

Más noticias

Más de regiones