• Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

Destruyen adornos que vecinos habían puesto para que niño enfermo de cáncer terminal celebrara Navidad

Brody Allen, de sólo dos años, sufre un cáncer cerebral terminal que le entrega un par de meses de esperanza de vida. Ante esta situación sus padres y vecinos adornaron todo con motivos navideños, para darle una alegría al pequeño. Pero los adornos fueron vandalizados.

Brody Allen vive en Ohio, Estados Unidos, y es un niño de tan sólo 2 años de edad que padece un cáncer cerebral con un diagnóstico que no le entrega más de un par de meses de vida. Por este motivo tanto su familia como sus vecinos decidieron cumplir un sueño del pequeño y adelantar la navidad, adornando toda la calle y casas del vecindario de Colerain Township, un suburbio de Cincinnati, con los motivos y adornos relacionados al festejo.

Y Brody cumplió su sueño, puedo ver la Navidad. Según relata su hermana McKenzie Allen, de 21 años, su alegría era máxima "Se despertó un día y ahí estaba el árbol de Navidad. No sabe que en realidad esa festividad aún no llega. Solo la disfruta".

Pero la alegría fue interrumpida por un incomprensible actuar, ya que al poco andar algunos vecinos se dieron cuenta que muchos adornos estaban destruidos.

Ante esta situación los habitantes del barrio se organizaron, vigilaron la zona, y trabajaron junto con la policía, quienes descubrieron a los culpables, dos menores de 16 y 17 años, a quienes se les interpusieron cargos menores, y admitieron ser los culpables, por lo que están bajo custodia de sus padres.

Pero eso no ha disminuido el golpe para Brody, quien acorde a su hermana "Estaba realmente triste. Llamó a Santa 'ho ho' y dijo: '¡Oh, no, ho ho se rompió!'".

Acorde a una testigo del actuar de los jovenes ellos atacaron ua estatua del viejo pascuero, según la vecina del menor "destriparon el estómago de una figura y luego lo cortaron de lado, arriba y abajo. Me partió el corazón".

De todas formas tanto la familia como los vecinos decidieron arreglar todo, para que Brody no siguiera sufriendo ni viendo los destrozos.

Más noticias

Más de regiones