• Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

El despliegue policial que resguarda a los líderes del G20

Mauricio Mondaca

Buenos Aires vive en estado de alerta hasta mañana.

Una ciudad con 22 mil policías desplegados en decenas de calles cerradas al tránsito vehicular y peatonal. Así lucirá Buenos Aires hasta mañana, cuando culminen las actividades de la Cumbre del G20 en Costa Salguero.

Se trata de un centro de eventos ubicado en las cercanías de Buenos Aires. Desde el Aeropuerto Jorge Newbery se observan calles vacías en las que solo se ven apostados grupos de la Gendarmería argentina y de los distintos cuerpos de seguridad que forman parte del operativo.

Los buses que transportan a los equipos periodísticos al Centro Internacional de Prensa, ubicado en Parque Norte, son pesquisados por los efectivos policiales que revisan los documentos de identificación personal, contrastándolos con la fotografía de la credencial que entrega la organización.

Las medidas de seguridad también llegaron a los Jefes de Estado y de Gobierno que participan de la cita: cada uno de ellos tiene acceso junto a siete asesores a las reuniones y bilaterales que se realizan en el recinto de la reunión. Cada uno de ellos debe portar una de las exclusivas tarjetas con las que acceden a estos espacios.

Aún más exclusivo es el acceso a las reuniones plenarias de los Mandatarios: ahí solo llega el líder respectivo junto a dos asesores.

Más noticias

Más de regiones