• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Joven tuvo sexo con hombre creyendo que era su novio y lo denunció por violación

    Abigail Finney afirmó que Donald Grant Ward aprovechó que ella estaba dormida para hacerse pasar por su pareja y tener relaciones. La justicia de Indiana (EE.UU.) desestimó la acusación, generando un gran debate.

    El caso de Abigail Finney, una joven que vivía en un campus de la Purdue University, en West Lafayette, Indiana, generó un gran debate legal en Estados Unidos, ya que ella decidió acusar por violación a un hombre con quien tuvo relaciones sexuales creyendo que era su novio.

    La denunciante afirmó que todo ocurrió el 11 de febrero de 2017 en una habitación del recinto universitario, cuando ella decidió ir a su cama luego que su pareja y sus amigos se quedaran compartiendo en otra sala.

    En ese momento, cuando la afectada estaba algo dormida y las luces estaban apagadas, se acercó Donald Grant Ward, uno de los amigos de su novio, y se acostó con ella.

    Finney asumió que era su pareja quien le acariciaba los pechos, por lo que decidió no darse vuelta ni hacer escándalo, teniendo relaciones sexuales por un poco más de un minuto.

    Después de esto, Abigail le dijo que tenía que ir al baño. Cuando volvió y prendió la luz quedó en shock: el hombre que estaba en su cama no era su pareja, sino que se trataba de Grant. "Recuerdo que me sonrió. Fue una imagen extraña. Me puse frenética. No sabía lo que estaba pasando", dijo la afectada en declaraciones a BuzzFeed.

    Tras esto se fue a buscar a su verdadero novio, quien ante la confusión creyó que solo era una broma pesada. De todos modos fueron a presentar la denuncia contra el hombre, con las dudas si el hecho podía ser considerado como un fraude.

    "Me siento violada. Esto se siente mal. Pero no sé si es ilegal", le dijo después a dos amigas.

    Indiana no tiene considerada la "violación por fraude por identidad" en su código, por lo que este caso terminó siendo desestimado al no probarse que hubo uso de la fuerza, amenazas, discapacidad mental de la víctima, no poder dar el consentimiento correctamente, o si no se está consciente de que se está llevando a cabo la relación sexual.

    "Estoy menos protegida que la propiedad en este estado. Mi cuerpo puede ser tomado y usado y no representa un crimen", planteó la denunciante.

    El acusado terminó siendo declarado inocente. Pese a esto, la universidad a la que ambos asistían le prohibió su ingreso por un año y no podrá seguir estudiando en ella.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más de regiones