• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    El 25 NBome desplazó al LSD y se impone como la droga preferida de los jóvenes

    Lleva casi un año en Chile y se tomó las fiestas electrónicas del país. También conocida como C-Boom o Pandora, su presentación suele venir en láminas de estampillas, por lo que se confunde con el LSD. Su consumo puede ser letal aunque sea en pequeñas cantidades.

    Un joven de 18 años llegó con paro cardiorespiratorio al Hospital de Rancagua, después de haberse descompensado en la fiesta electrónica Mysteryland el año pasado. Tuvo cuatro paros durante su estadía en el centro asistencial hasta que falleció. La causa de muerte habría sido el consumo de una sustancia sintética combinada con alcohol, la 25 NBome.

    En Chile ya van dos muertes y una tercera en investigación por el consumo de drogas sintéticas. ¿Qué la hizo tan famosa, incluso para desplazar a las conocidas como la cocaína, la marihuana o el éxtasis?, Sí, porque esta droga que era infaltable en las fiestas electrónicas de los jóvenes de estrato social alto, fue desplazada por el LSD y últimamente por la Pandora.

    Pandora viene de Alemania, donde se usaba para tratar enfermedades psiquiátricas, como la esquizofrenia o la depresión. Sus efectos ayudaban a los enfermos a abrir sus sentidos y causar hiperactividad en ellos.

    En general las drogas sintéticas nacieron en la década del '60 como sinónimo de viaje espiritual para desconectarse de la realidad. Además de ser utilizadas por militares como un arma química para hacer hablar a presos de guerra en la época del '50. Investigadores estadounidenses observaron que el LSD era capaz de causar un estado en grupos enteros de personas, que los hacía actuar indiferente a su entorno. Esta afectaba el juicio, les daba confusión incontrolable y sensación de terror.

    En el último tiempo se ha visto un aumento sostenido de drogas sintéticas relativamente nuevas, similares al LSD, que son derivados estructurales de una molécula denominada Feniletilamina, la que actúa de manera muy similar a ésta pero mucho más potente.

    En un primer momento se confundió con el LSD porque su presentación y forma de consumo es exactamente igual, a través de polvo y estampillas. El laboratorio del Instituto de Salud Pública ha identificado hasta ahora 33 análogos del 25NBome, todos derivados de los feniletilamínicos alucinógenos.

    El C-Boom actúa a nivel del sistema nervioso central, por lo tanto provoca alucinaciones, pero 10 veces más potentes que otras sustancias sintéticas y de mayor duración. Además, al ser más potente, se necesita una menor dosis de esta sustancia para provocar efectos similares a los del LSD.

    Según el toxicólogo de la Universidad de Chile, Andrei Tchernitchin, estas drogas actúan a nivel del sistema nervioso central en donde se encuentran neurotransmisores u hormonas que provocan el placer, por ejemplo la endorfina. “Al unirse a los receptores naturales del ser humano, simula la sensación de placer provocando un agrado o bienestar. Como son altas las dosis que se ingieren se produce una adicción, ya que este receptor va a esperar recibir más drogas para estimular el sistema nervioso central”. Su toxicidad es más aguda y puede incluso llegar a provocar la muerte por paro cardio-respiratorio, como se ha conocido en varios casos. TRES

    En Estados Unidos se constató la muerte de Noah Carrasco en enero de 2013, un joven que falleció por sobredosis de Pandora. Una noche el joven decidió probarla junto a sus amigos, cuando ellos se dieron cuenta de que algo le pasaba, creyeron que “estaba teniendo un mal viaje”. Sin embargo, Noah estaba muriendo por el alto consumo de ella. El joven terminó fallecido en el asiento de atrás del auto de su amigo, como mostró el programa Así Somos, de la Red.

    El jefe de la Sección Análisis de Drogas del ISP, Boris Duffau Garrido, explicó que “estamos ante un alucinógeno muy potente, de hecho, las estampillas que se usan tienen microgramos de dosis, o sea, la millonésima parte de un gramo por cada dosis, y con ello se logra provocar alucinaciones muy vívidas –los viajes-, algunas de las cuales terminan en crisis de pánico, arritmias cardiacas y, en casos extremos, en paros cardio-respiratorios”.

    Según las cifra del ISP durante el 2012, se analizaron 2262 muestras de drogas sintéticas de las cuales el 97% eran LSD, mientras que el resto era otro tipo como el éxtasis. Sin embargo, en 2013 sobre la misma cantidad de muestras cerca del 95% era C-Boom.

    En general las drogas sintéticas generan dependencia psicológica por la búsqueda de un estado de euforia, aunque igualmente producen efectos físicos adversos por su consumo, ya sea sola o por la combinación con alcohol u otras sustancias.

    La científica del ISP, Sonia Rojas, quien descubrió esta nueva sustancia, en aseguró en Canal 13 que en pocas dosis la "Pandora" puede ser letal. "Es tan grande el aumento de la presión por la taquicardia que finalmente el paciente muere por paro cardiaco".

    Los jóvenes entre 19 y 25 años son los que más consumen drogas sintéticas, de hecho existen foros y páginas donde se vende Pandora. Algunos cuentan sus experiencias de “cómo fue el viaje” y la sensación amarga que ésta provoca al momento de ingerirla.

    En Chile la situación ha puesto en alerta a las autoridades ya que el C-Boom no está penado por la ley 20.000, que regula las drogas ilícitas.

    Éstas empezaron a sintetizarse recién a fines de 2012 y llegaron a Chile el año pasado. En marzo de 2013 se dio alerta a las autoridades para que se incluya en la ley y actualmente ese proceso está en marcha.

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más de regiones