• Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Las amenazas de tortura de su pareja habrían hecho que una madre intentara matar a sus hijas en Pudahuel

Joselyn Peña

Denisse Ríos Sanz, intentó quitarle la vida a sus hijas de cinco y tres años con drogas y gas el domingo en la noche. Luego trató de suicidarse. En su control de detención, lloró y contó que tomó la determinación para terminar con seis años de violencia intrafamiliar. Las pequeñas salieron de riesgo vital.

Una historia de violencia intrafamiliar y profundos problemas psicológicos habrían gatillado el intento de parricidio que quedó al descubierto en Pudahuel, cuando una mujer identificada como Denisse Ríos Sanz (23), intentó matar a sus hijas de cinco y tres años dándole antidepresivos y dejando abierto el gas del departamento.

Tras ello, la vendedora de helados intentó matarse ella también, ingiriendo unas 20 pastillas Valpax, Ravotril y Clonazepam.

Según el relato entregado por el fiscal Guillermo Tapia, la niña de cinco años de iniciales J.F.T.R, apareció junto a la mujer cayendo desmayada mientras Ríos se trasladaba a cortar el gas. Posterior a eso, Carabineros halló a la niña de tres años y la trasladó junto a su hermana al hospital Félix Bulnes donde le constataron lesiones en el rostro además de intoxicación medicamentosa.

Carabineros llegó hasta el departamento luego que el padre de las niñas llegara con ellos al lugar para sacar sus pertenencias, pues Ríos lo había echado de la casa el día anterior, cuestión que habría provocado la crisis de la mujer.

Durante el control de detención, Denisse Ríos lloró y explicó que su pareja, Carlos Tunninetti Caamaño, la golpeaba desde hacía seis años e incluso la violentaba sexualmente. La mujer, que dijo que había intentado dejar la casa sin recibir apoyo de familiares, habría tomado la drástica desición tras no aguantar que Tunninetti la "amenazara con un cuchillo de que iba a torturarla", el día anterior al intento de parricidio.

Las niñas en tanto, ya salieron del riesgo vital que presentaban, sin embargo, de acuerdo al fiscal, aún tenían signos de intoxicación, mostrando dificultades para hablar. Ante esto, el juez indicó una orden de investigación al Juzgado de Familia.

El juzgado determinó la ampliación de su detención hasta el 17 de febrero.
Tendencia en Facebook

Más noticias

Más de regiones