• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Detienen por tercera vez a un clonador de tarjetas

Leo Riquelme

El sospechoso y un amigo tenían un laboratorio en una vivienda de Padre Hurtado, donde alteraban POS. Atacaban en bencineras.

Carabineros detuvo en la mañana de este jueves a dos hombres como sospechosos de clonar tarjetas bancarias en la Región Metropolitana. Los dos inculpados eran colombianos, uno de los cuales ya registraba dos detenciones desde 2016 por el mismo delito.

Los sujetos comenzaron a ser investigados luego que una persona denunciara el martes que había sido estafado en un servicentro de Talagante. Según acusó ante Carabineros, el aparato por el que pasó su tarjeta para pagar (llamado POS) estaba intervenido.

La fiscalía ordenó que funcionarios del OS-9 investigaran el caso, quienes en la indagatoria identificaron a dos hombres como sospechosos, por lo que comenzaron a ser seguidos. Ambos en la mañana de este jueves se subieron a un vehículo y se desplazaron por la ruta 78. Al llegar a la salida de Padre Hurtado se detuvieron en un supermercado, donde conversaron con el conductor de un station wagon, quien supuestamente les entregó un POS. Tras ello se separaron y los policías continuaron con el seguimiento por la carretera rumbo a Santiago.

El operativo llevó a los carabineros a solicitarle al juzgado de garantía una orden de orden de entrada, registro e incautación en un inmueble ubicado en comuna de Padre Hurtado. Ésta se concretó minutos más tarde. Ahí se encontraron con un laboratorio de precisión para la clonación de tarjetas de crédito y débito, equipos POS armados y en desarme, grabadores de banda y más de 100 tarjetas falsificadas.

Con esos antecedentes los sospechosos fueron detenidos. Uno de ellos tiene 26 años y no registraba antecedentes delictuales. Distinto es el caso del otro apresado, un hombre de 36 años que fue ya fue atrapado el 2016 y el 2018 por infringir la ley N° 20.009 como autor de uso fraudulento de tarjeta de crédito y débito.

En la primera ocasión fue condenado a 541 días de presidio y en la segunda a 121.

Según informó la policía, la pareja atacaba frecuentemente en gasolineras, donde es habitual el pago con “dinero plástico”.
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más de regiones