• Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

Vocero de la demanda marítima boliviana reconoció que se generó una "sobre expectativa" antes del fallo

Carlos Mesa afirmó que la determinación de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) fue un "duro golpe" para el país, agregando que el tribunal se inclinó "por el derecho y no por la justicia".

El ex presidente de Bolivia y vocero de la demanda marítima contra Chile, Carlos Mesa, reconoció que en su país se generó una "sobre expectativa" con el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que terminó desechando su acción.

En un video compartido en Youtube, el ex mandatario afirmó que "este era un fallo que no afectaba exclusivamente a Chile y Bolivia porque tenía un carácter conceptual, porque marcaba la posibilidad de una transformación de cómo se lee el derecho internacional en el concepto de actos bilaterales y multilaterales, encarados por los Estados y que por lo tanto iba a tener una aplicación de jurisprudencia universal".

Tras esto, expresó que el Tribunal de La Haya actuó de manera conservadora "para mantener el status quo" y que su determinación se basó "por el derecho y no por la justicia".

Mesa, eso sí, afirmó que La Paz debe respetar la determinación de la Corte, señalando que además "se debe asumir a cara descubierta la responsabilidad que le toca" ante el fracaso jurídico.

El portavoz de la demanda admitió que "generamos una sobre expectativa sobre una visión que, se probó luego, era excesivamente optimista y el país sintió durísimamente un golpe que por supuesto no esperaba, dado que le habíamos dicho que las posibilidades de Bolivia eran altísimas para ganar el caso".

Más noticias

Más de regiones