• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Los peligros del consumo de bebidas energéticas

    Muchos toman indiscriminadamente estas “bombas” de cafeína que pueden llegar a producir efectos negativos en el funcionamiento del corazón. Además, si se mezclan con alcohol son aún más riesgosas.

    Una bebida energética equivale a cuatro tazas de café instantáneo o a cuatro tazas de Coca-Cola o seis tazas de té. Estos brebajes combinan sustancias como la cafeína, vitaminas, aminoácidos como la taurina, y carbohidratos derivados de la glucosa, entre otros. El consumo moderado de cafeína para adultos se estima entre 100 y 300 mg al día y una lata de bebida energética contiene 32 mg por 100 ml. Como se comercializan latas de 250 y 500 ml; para las primeras se estarían consumiendo 80 mg de cafeína y para las más grandes serían 160 mg.

    Sus componentes y efectos no se deben confundir con las bebidas isotónicas para deportistas que contienen sales minerales para la hidratación post actividad física, dice la revista Eroski Consumer, y dan cuenta de los riesgos de consumir bebidas energéticas:

    -Son más peligrosas mezcladas con alcohol: la población más joven comenzó a adoptar la moda de mezclar sus brebajes alcohólicos con un poco de bebida energética. Esta mezcla puede provocar efectos como alteraciones cardiovasculares, taquicardia, aumento de la presión arterial, insomnio, nerviosismo y falta de coordinación motora.

    Lo más preocupante es que muchos jóvenes lo hacen con las ansias de “hidratarse” o “reducir los efectos de la borrachera y resaca”, pero los especialistas afirman que sólo oculta la embriaguez, pero no la reducen. Esa ilusoria sensación de control y sobriedad puede provocar que haya una mayor ingesta de alcohol sin notar que está dañando las funciones del organismo.

    -Cuidado con los efectos en el corazón: un reciente estudio de la Universidad de Universidad de Bonn, en Alemania, se publicó en la revista de la Radiological Society of North America, donde los expertos señalaron que las bebidas energéticas con cafeína y taurina tienen, a corto plazo, un impacto significativo en las contracciones del corazón.

    Además, un informe elaborado por el Comité Científico Asesor de Seguridad Alimentaria, la Agencia de Salud Pública de Cataluña recomienda no mezclar estas bebidas con alcohol, no consumirlas si estás embarazada o amamantando, no dársela a los niños y evitarlas si eres sensible a la cafeína, o si tienes trastornos cardiovasculares o neurológicos. Además, nunca hay que consumirlas para reponer los líquidos perdidos en la actividad física intensa porque la cafeína tiene efectos diuréticos y aumenta el riesgo de deshidratación.

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más de regiones