• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Usan realidad virtual para practicar y evitar accidentes con maquinaria pesada

    Bárbara Lichtman

    Jóvenes ingenieros de Valparaíso crearon YOY, empresa que desarrolla simuladores para conducir grúas o camiones mineros con el fin de mejorar las habilidades al mando.

    Si bien en sus comienzos la realidad virtual estaba orientada al entretenimiento o a los videojuegos, hoy se aplica en muchos otros campos. Uno de ellos, es la educación y

    capacitación de personal. En esa dirección, es que ingenieros chilenos se encuentran innovando con simuladores virtuales para capacitar a operadores de grandes maquinarias y así mejorar sus habilidades o evitar accidentes.

    “La simulación permite atacar algunos puntos ciegos que tienen las capacitaciones tradicionales. No sólo se pueden evitar riesgos en terreno, sino que también se mejoran las habilidades de cada operador. Gracias a esta tecnología, se puede trabajar en sucesos que en la vida real son difíciles de enfrentar, como por ejemplo volcar una máquina”, explica Juan Reyes, cofundador y gerente de YOY.

    Este emprendimiento lanzó su primer producto en 2014 y actualmente tiene nueve clientes en distintas zonas de Chile como Calama, Arica, Los Ángeles o Santiago. En su mayoría, son centros de capacitación de la industria minera o de la construcción. Si una empresa desea entrenar a su personal, tiene dos opciones: comprar o arrendar el servicio. Si bien YOY entrega los equipos computacionales, es decir, el hardware, cada cliente puede decidir qué simulación del software desea utilizar. Dentro del catálogo, los operarios pueden conducir camiones mineros, grúas horquillas, grúas móviles o puentes grúas, entre otras máquinas.

    La experiencia:

    En cada capacitación, el instructor que evalúa posee una computadora para visualizar el rendimiento de cada alumno. A su vez, tiene la posibilidad de mostrar lo que ocurre a los demás presentes, conectando el dispositivo a un proyector. El alumno, para comenzar el ejercicio, cuenta con un visor o casco de realidad virtual y con diversos controles como joysticks, volantes o pedales.

    “A diferencia de cuando hay una persona evaluando, el software permite analizar el rendimiento de todos los operadores bajo una misma regla”, precisa Reyes. Y agrega: “En el caso de la grúa, el sistema examina la motricidad fina del operario o su respuesta ante ejercicios de conducción que le permiten dimensionar el tamaño de la máquina”.

    El fabricar un simulador requiere que confluyan distintas especialidades: por un lado, se necesitan diseñadores para crear el entorno en donde se hará la simulación, las texturas y los modelos 3D. También es necesario contar con programadores, ya que son ellos quienes deben darle una lógica a los ejercicios y reportes de desempeño que arroja el sistema. Además, es indispensable que ingenieros corroboren que la máquina tenga el comportamiento físico correcto. Pero finalmente, quien tiene la verdad acerca de si el simulador funciona o no, es el operador.

    En un futuro, YOY apuesta por interconectar sus equipos y hacer una simulación para que varios operadores puedan desarrollar una actividad en conjunto. De esta manera, se podrían perfeccionar prácticas de conducción y trabajar sobre escenarios más complejos.

    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más de regiones