• Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

¿Sirve dejar todo por amor?: conoce las razones más frecuentes que hacen dudar a las parejas

Cuando recién estás iniciando un vínculo amoroso, no es recomendable que tomes decisiones trascendentales. Mejor evalúa y espera, especialmente cuando se trata de abandonar todo para acompañar a tu pareja. Cambiar de religión o irse del país, son dos decisiones a las que muchos deben enfrentarse.

Al momento de iniciar una relación amorosa las expectativas son altas respecto al futuro. Pero a medida que pasa el tiempo ciertos factores inciden en el idilio de amor y aunque muchos son responsabilidad de cada uno, hay otros externos que pueden influir en decisiones importantes. Por ejemplo un nuevo trabajo, mudarse de ciudad o cambiarse de religión, son algunos casos frecuentes en donde las parejas se plantean si ¿sirve dejar todo por amor?.

Lee también: Señales que te permitirán reconocer a un "inmaduro emocional"Lee también:Las seis señales que te dirán si estás "amando demasiado"

Cuando se trata de construir un amor siempre será necesario negociar y buscar acuerdos: escuchar a la razón, al corazón y fundamentalmente, a la intuición. El inicio de un vínculo sentimental nunca será el mejor momento para que tomes decisiones trascendentales y que marcarán de seguro el resto de tu vida. Recuerda que la mejor relación que puedes mantener es contigo mismo y luego con otros.

La experta en relaciones, Valeria Schapira de Match.com, el sitio famoso para citas de internet, enumeró las decisiones más frecuentes que pueden redundar en equivocaciones enormes cuando no son maduradas el tiempo suficiente.

1- Irse a otra ciudad o país: viajar e irse es muy frecuente en parejas jóvenes. Sumarse a un nuevo proyecoto laboral o estudiantil es parte del proceso de crecer para muchos. Pero, dejar todo por acompañar a la pareja sopesa los pros y los contras de manera criteriosa. Cuando un vínculo es reciente siempre puedes intentar que crezca a la distancia y luego, si prospera, seguir los pasos de él o de ella. Actúa con serenidad.

2- Dejar los vínculos:
acompañar a otro en su proyecto personal involucra que dejes tus afectos a la distancia, te alejes de la familia y te distancies de los amigos. Muchas personas se meten tan de lleno en una nueva relación sentimental que cambian radicalmente su manera de vivir de un día para el otro. Así no funciona, uno más uno es dos, no fundirse en otro.

3- Renunciar al trabajo: antes cuando habían hijos de por medio era la mujer la que dejaba su profesión y se dedicaba al hogar. No obstante hoy, la mayoría de las mujeres trabaja y es vital en la economía familiar. Además de las cuestiones vinculares, aquí se juegan temas económicos y profesionales. Se impone un diálogo a corazón abierto, viendo qué gana y qué pierde cada quien y analizando si el proyecto en común se beneficia de esta decisión. Cuentas claras, conservan relaciones.

4- Cambiar la religión:
es un tema más común de lo que muchos creen. Hay quienes deciden cambiar su religión para casarse o evitar un conflicto familiar. Pero, es necesario que si te enfrentas a algo asió, debes tener la convicción y no sólo fijarse en un arrebato para intentar complacer a la pareja o a la familia. El respeto es fundamental, escucha a tu corazón.

Tendencia en Facebook

Más noticias

Más de regiones