• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Carta del Papa a obispos habló de "destrucción de documentos comprometedores" en la Iglesia chilena

    En un texto reservado, Francisco manifestó su "vergüenza" por algunas acciones cometidas en Chile por las denuncias de abuso y encubrimiento por parte de sacerdotes.

    Una carta reservada del Papa Francisco a los obispos chilenos, con quienes se reunió recientemente en Roma, reveló la molestia del pontífice con algunas situaciones que habrían ocurrido al interior de la Iglesia.

    En el documento, que fue publicado por T13, el líder de la iglesia Católica afirmó que en nuestro país hay una "herida abierta, dolorosa" y hasta ahora "ha sido tratada con una medicina que, lejos de curar, parece haberla ahondado más en su espesura y dolor".

    "Duele constatar que, en este último periodo de la historia de la Iglesia chilena, esta inspiración profética perdió fuerza para dar lugar a lo que podríamos denominar una transformación en su centro", expresó el Papa, agregando que la institución "se ensimismó de tal forma que las consecuencias de todo este proceso tuvieron un precio muy elevado: su pecado se volvió el centro de atención. La dolorosa y vergonzosa constatación de abusos sexuales a menores, de abusos de poder y de conciencia por parte de ministros de la Iglesia, así como la forma en que estas situaciones han sido abordadas, deja en evidencia este 'cambio de centro eclesial'".

    Tras esto, llamó a "prestar atención a lo que me permito llamar 'psicología de elite'" y calificó al "mesianismo, elitismos, clericalismos" como sinónimos de "perversión en el ser eclesial".

    Por las conclusiones de la misión del arzobispo Charles Scicluna y el sacerdote español Jordi Bertomeu, quienes profundizaron en la denuncia por encubrimiento en contra del obispo de Osorno, Juan Barros, en le caso Karadima, el argentino habló de algunas determinaciones que se habrían tomado ante las denuncias de abuso.

    "Mis enviados han podido confirmar que algunos religiosos expulsados de su orden a causa de la inmoralidad de su conducta y tras haberse minimizado la absoluta gravedad de sus hechos delictivos atribuyéndolos a simple debilidad o falta moral, habrían sido acogidos en otras diócesis e incluso, en modo más que imprudente, se les habrían confiado cargos diocesanos o parroquiales que implican un contacto cotidiano y directo con menores de edad", expresó.

    Luego, el pontífice dijo sentir "vergüenza" por las declaraciones que "certifican presiones ejercidas sobre aquellos que debían llevar adelante la instrucción de los procesos penales o incluso la destrucción de documentos comprometedores por parte de encargados de archivos eclesiásticos, evidenciando así una absoluta falta de respeto por el procedimiento canónico y, más aún, unas prácticas reprobables que deberán ser evitadas en el futuro".

    Finalmente Francisco expresó que "en el caso de muchos abusadores se detectaron ya graves problemas en ellos en su etapa de formación en el seminario o noviciado".

    Por el momento, la Iglesia chilena no ha informado de la renuncia de algún obispo vinculado al círculo de Karadima.
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más de regiones