• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Estudio: dedicamos 52 minutos al día para chismes y los jovenes realizan más comentarios negativos que los adultos mayores

La investigación realizada por la Universidad de California, en Estados Unidos, definió que no hay una diferencia significativa entre hombres y mujeres en el chisme, pero sí entre jovenes y personas mayores.

Un estudio de la Universidad de California, Estados Unidos y publicado en la revista 'Social Psychological and Personality Science", que investigo a casi 500 personas de entre 18 y 58 años, indicó que en promedio se dedican 52 minutos al día para chismes y también desmiente el mito de que las mujeres sean más chismosas que los hombres. Ahora, si afirma que los jóvenes son más proclives a chismorrear que los mayores.

Esta investigación es la primera que ha profundizado sobre los chismes, tanto en su frecuencia como en su condición, comprobando que las mujeres no se involucran más en chismes negativos que los hombres.

Respecto a los aspectos socioeconómicos se evidenció que las personas de bajos ingresos o con menor nivel educativo tampoco caen más en chismes comparado a las personas de mayores ingresos o más formación, pero si se evidenció una diferencia entre los jóvenes respecto a sus mayores.

Megan Robbins, profesora asistente de psicología que dirigió el estudio junto con Alexander Karan, un estudiante graduado en su laboratorio, señaló que "Hay una sorprendente escasez de información sobre quién chismosea y cómo, a pesar del interés y la opinión pública sobre el tema".

Para fines del estudio se consideró el chismorreo o cotilleo como hablar de alguien que no está presente, tanto de forma positiva como negativa o simplemente neutral.

"Con esa definición, sería difícil pensar en una persona que nunca chismorrea porque eso querría decir que sólo mencionaría a alguien cuando está en su presencia -explica Robbins-. No solo sería difícil, sino que probablemente les parecería extraño a las personas con las que interactúan".

Los investigados, 269 mujeres y 198 hombres, llevaban un dispositivo de escucha portátil que Robbins emplea en su investigación llamada 'Registrador activado electrónicamente' o EAR, por sus siglas en inglés. El EAR recoge lo que la gente dice a lo largo del día; aproximadamente el 10 por ciento de su conversación se registra y después se analiza.

En total, se recogieron 4.003 chismes que filtraron según tres categorías: positivo, negativo o neutral. En esa línea se reveló que las personas más jóvenes se involucran en chismes más negativos que los adultos mayores.

En definitiva tres cuartos de los chismes eran neutrales, en tanto que el chisme negativo (604 casos) fue dos veces más frecuente que el positivo (376) y fueron abrumadoramente más sobre un conocido (3.292) y no una celebridad (369).
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más de regiones